Bruera ya tiene un presupuesto idéntico al de los años alakistas

En una sesión extensa y con algunos disturbios, el Concejo Deliberante aprobó ayer el presupuesto comunal para el próximo año. Finalmente el Intendente contará con $ 428 millones para gobernar la ciudad. Un 24 por ciento más que lo presupuestado este año. Llueven cuestionamientos
La sesión del Concejo Deliberante de ayer dejó en claro las profundas similitudes entre la gestión de Pablo Bruera y la de Julio Alak. Fue una sesión extensa y con momentos de tensión cuando el oficialismo sintió agotada su estrategia de evitar que algunos sectores opositores se expresen.

No era una sesión más, se votaba el presupuesto de la Comuna para el próximo año, un gasto que alcanzaría los 428 millones de pesos. El oficialismo bajó al recinto sabiendo que tenía los votos para aprobarlo, ya habían adelantado el voto positivo el bloque alakista, el interbloque Justicialista Platense y el Bloque Peronista Platense. Sin embargo temía una fuerte embestida desde la Coalición Cívica, el único bloque que se negó a votarlo.

La titular de la comisión de Hacienda, Teresa Razzari, comenzó argumentando los principales puntos del presupuesto. Explicó que el aumento que ronda un 24 por ciento respecto al monto del año anterior se debe al aumento de tasas votado este año, el aumento de la coparticipación, los nuevos fondos de fortalecimiento de los recursos municipales y la mejora en la administración de recursos propios.

Según la concejala las pautas macroeconómicas “prevén un crecimiento del PBI del 4%, una inflación del 8 por ciento y una recaudación del orden de los 428 millones de pesos, de los cuales un 53 por ciento pertenece a recursos propios”.

El concejal José Arteaga comenzó allanando el camino de lo que serían fuertes críticas al oficialismo. “Cómo no vamos a votar este presupuesto si es igual al de los ejercicios anteriores”, dijo trazando un paralelismo cercano entre la actual gestión y el alakismo.

“Sería muy fácil para nosotros oponernos al presupuesto”, dijo el concejal y agregó que “la estructura de distribución del gasto es muy similar a la de años anteriores”.

Más tarde, la titular de la comisión de Salud, Susana Sánchez (Coalición Cívica), explicó que esa área tiene un monto asignado que apenas supera los 21.400.000 pesos, de los cuales más de 16.500.000 están afectados a salarios y 3 millones a servicios técnicos y profesionales. Es decir que sólo quedan 1.894.631 pesos para aplicar a las campañas de prevención y educación, para proyectos de radicación de nuevos centros de salud.

Pero sería el presidente de la Coalición, Oscar Negrelli, quien volvería a irritar a los concejales del oficialismo y a obligarlos a tomar algunas determinaciones que bordearon la ilegalidad (ver aparte).

Negrelli retomó el paralelismo entre el alakismo y el bruerismo. Dijo que ésto consagra jurídicamente una misma forma de hacer política, una misma forma de administración.

“Cloacas, agua potable y transporte fueron tres de los ítems relegados en el armado del presupuesto. Mientras tanto, el Municipio entiende que lo más importante es comprar 70.500 árboles”, dijo Negrelli.

Comentá la nota