Bruera termina el 2008 con el castagnetismo adentro

Los últimos días del año le sirven al bruerismo para darle el broche de oro a una alianza que en el no tan lejano calendario de inicio de gestión no estaba en los planes de nadie y comenzó a generarse primero, en el plano partidario; después, en el ámbito legislativo del Concejo Deliberante y por último, en el ofrecimiento de espacios de poder dentro del Municipio.
El sector kirchnerista que encabeza el Viceministro de Desarrollo Social de Nación, Carlos Castagneto –quien fuera uno de los más acérrimos detractores de la administración comunal-, comenzará el 2009 con un pie adentro del Ejecutivo que comanda el intendente Pablo Bruera, en el marco de un acuerdo que se gestó con la interna del PJ de por medio –durante la semana se realizó el acto de asunción de autoridades en la sede de 54 entre 7 y 8- y termina materializándose con el reparto de cargos en la administración municipal.

Dos secretarías, una subsecretaría, cuatro unidades ejecutoras, una dirección y dos consejos conforman el paquete de espacios con el que el bruerismo premió al castagnetismo por no competir en la interna justicialista realizada el 30 de noviembre y sumarse a sus filas cerrando una lista de unidad.

El último martes, durante un acto realizado en el Salón Dorado del Palacio Municipal, el acuerdo político terminó de sellarse con la asunción de los nuevos funcionarios. El traspaso del hasta hace algunas semanas concejal opositor Carlos Melzi al Ejecutivo se da a través de la creación de la Secretaría de Relaciones Interjurisdiccionales y Desarrollo Local, de donde dependerán la mayoría de los cargos que ocuparán los hombres de Castagneto.

“La Secretaria articulará esfuerzos, recursos y contribuirá a la participación de los vecinos, proporcionando los instrumentos esenciales para mejorar la calidad de vida de la población y generar propuestas transversales eficientes para el desarrollo local”, fue alguna de las definiciones que el ex hombre del funcionario nacional en el Concejo dio al respecto. Melzi será reemplazado en el cuerpo deliberativo por María Fernanda Moggia, quien conformará bloque unipersonal e inclinará la balanza para el lado del bruerismo en las votaciones.

Búsqueda desesperada de fondos

En el orden legislativo, el dato saliente había sido a principios de semana, el anuncio oficial de que se no mediar pedidos del Ejecutivo, el Concejo Deliberante daría por terminado el período de sesiones extraordinarias. Pero al parecer, el panorama de recesión que la mayoría de los analistas económicos vislumbran para el 2009, hizo que el bruerismo convoque para el último día hábil del año una sesión en la que sus concejales aprobarían un millonario endeudamiento.

En ese contexto, el próximo 30 de diciembre los concejales bajarían al recinto para protagonizar lo que ya se anticipa como otra polémica jornada legislativa. La oposición alakista ya alertó que se trata de “una irresponsable decisión que tendrán que pagar los vecinos de la ciudad" y que pondrá en peligro al patrimonio público de los platenses.

Desde la bancada que por ahora encabeza José Arteaga e integran al menos desde el plano formal Teresa Urriza, Justo Aráuz –con los dos pies adentro del flamante bloque presidido por Gonzalo Atanasof y que responderá a Francisco De Narváez- y Sebastián Tangorra, marcaron la inconveniencia de endeudar las arcas municipales.

"Frente a una situación tan volátil de los mercados, como de la economía real, y habiendo aprobado el presupuesto municipal hace pocos días, que convoque a una reunión para el 30 de diciembre habla a las claras que es una medida trasnochada que la quiere aprobar entre gallos y medianoches", se quejaron.

Durante este año, la gestión de Bruera ya aumentó las tasas municipales en el orden del 50 por intento, logró que el Concejo apruebe un incremento en la tarifa de transporte público –micros y taxis- inició una moratoria tributaria en agosto que ahora se extenderá hasta marzo –según se informó oficialmente ya se recaudaron 11 millones de pesos- y ahora intentará contraer deuda por 60 millones de pesos. (www.agencianova.com)

Comentá la nota