Bruera deberá equilibrar cuentas (si quiere seguir en carrera)

No es ningún secreto que para el 2011 Pablo Bruera tiene como objetivo de máxima integrar la fórmula provincial, al menos como candidato a vicegobernador, dejando en el municipio a un hombre propio y como objetivo de mínima, si la jugada anterior no resulta, mantenerse en el sillón de intendente de La Plata nuevamente.
Pero tamaños objetivos no son fáciles, o mejor dicho se vuelven cada vez más difíciles si se toma en cuenta que aunque Bruera "todavía mide bien" deberá equilibrar varias cuentas y avanzar por un camino cada vez más estrecho y complicado.

Si de cuentas económicas en si mismas se trata ya es vox populi en el Palacio municipal que los números están en rojo y que el año se cerrará con un déficit importante. Contratistas y proveedores preocupados por cobrar sus morlacos peregrinan diariamente a los influyentes despachos de los hermanos Mcain o recalan finalmente en la oficina del Contador Municipal Néstor Valet, que antes de abrir la puerta observa por un nuevo dispositivo de cámaras de video quien es el ingrato y molesto visitante.

Para colmo y diversión de los empleados municipales a la dificultosa situación económica se le agrega que la renunciada/expulsada (desde hace tres semanas) polifuncionaria Mirta Monti (ex Secretaria de Economía) no hace abandono de su despacho y se mantiene en el mismo al estilo de una "ocupa municipal" junto con su pareja, también renunciado/expulsado de la dirección del mercado regional Roberto Benítez Mendoza.

Hace algunos mediodías en el comedor del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, hombres de esta Agencia compartían la mesa con contadores locales y funcionarios del Ministerio de Economía que comentaban jocosamente este virtual "atrincheramiento municipal", agregando además que "la Monti" sigue disponiendo de auto oficial, empleados y otros recursos estatales.

No será hora de que el Intendente se ponga los pantalones ya que, quien primero se ve desgastado en su autoridad es él frente a la desubicada conducta de esta pareja que toma los bienes municipales como si fueran el bien ganacial de un matrimonio trucho?

Otra cuenta pendiente de Bruera parece ser la del peronismo local. Casi la totalidad de los sectores peronistas no se sienten representados en el gobierno municipal y muchos hablan y critican la falta de compromiso político y personal de la ayoría de los funcionarios municipales. También se señala que se les da mucho a los que trabajan poco y poco a los que trabajan mucho.

Después de las últimas elecciones legislativas el sector que integran el actual diputado provincial Raúl Pérez y el ex senador Juan Amondarain se ha mostrado muy crítico con muchos sectores de la gestión municipal, no sólo por la ausencia de peronistas sino también por las deficiencias en la gestión. Hombres de segunda línea remarcan con insistencia la ausencia de políticas de gobierno que sean la guía estratégica del municipio.

No se trata de que Pérez y Amondarain estén pensando en romper su alianza estratégica con los Bruera, pero según como esté el escenario local cuando nos aproximemos al 2011, lo que hoy parece de una forma mañana puede ser de otra.

Un viejo conocedor de la política local contaba recientemente en una mesa de café en 7 y 55 "les recuerdo que Raúl y Julio ueron compañeros del colegio en la primaria y en la secundaria y vinieron juntos a vivir y estudiar a La Plata. Durante años en el despacho del cabezón estaba la foto de ambos abrazados".

El gabinete municipal también parece ser una cuenta pendiente en sí mismo. Sectores institucionales y universitarios de la ciudad comentan a menudo que desde el municipio se los llama para consultarlos sobre temas que finalmente quedan en la nada. Otras veces terminan poniendo funcionarios contrarios a la respuesta de la consulta realizada y a la opinión recabada.

Un caso típico es el del titular de la Agencia Ambiental local, Sergio Federovisky, alguien considerado en los ambientes académicos locales como un típico chanta mediático que puede vender bien algún tema, pero que toca de oído y que ni siquiera es de la Plata.

Vale aclarar que Federovisky cuenta en su currículum el haber sido vocero y hombre de prensa de la "represa" María Julia Alsogaray. Habrá conocido el petit hotel?

Otro que tiene las cuentas en desorden es el secretario de Acción Social Juan Pablo Cruzat. Según se comenta en ámbitos del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, este médico amigo de los hermanos Mcain no tiene la menor idea del tema y habría hecho más de un papelón en distintas reuniones con ONGs y con funcionarios provinciales.

La última y gran cuenta pendiente y mucho mas grave que todas las anteriores tiene que ver con la instalada sensación en la ciudad de que Mariano Mcain maneja y controla la noche platense y los negocios mas variados ligados al municipio. Es llamativo que hasta en el portal del house organ municipal, el diario de diagonal 80, ya estén apareciendo diversas noticias y comentarios señalando los despropósitos de este activo hermano del intendente.

Es cierto que en el imaginario popular todo boliche nuevo "es de Mariano" y que no debe caerse en esa vulgaridad. Pero la empresa del Mercado Regional, la explotación del Complejo Islas Malvinas, los puestos verdes, los puestos de los días de partidos de futbol, los puestos de la plaza Moreno el día de la primavera, etc etc. no son del "imaginario".

Si se suma la condición de que Mariano Mcain es por quien pasa y quien decide toda compra o licitación y toda designación de personal del municipio, es cartón lleno. Sería bueno que Pablo Bruera empiece por emprolijar estas cuestiones de su gestión.

Comentá la nota