Bruera confeccionó un presupuesto peligroso

El intendente ya tiene su primeros números propios para el próximo año. Agregó unos 85 millones de pesos más que el presupuesto en curso. Hay luces de alerta: el 50 por ciento de los recursos deberán venir de Nación y Provincia
En los pasillos del Concejo Deliberante ya comenzó a circular el presupuesto del Municipio para el próximo año, la primera estimación de gasto elaborada por la gestión Bruera.

Un análisis de los números no arroja demasidas diferencias con respecto a presupuestos anteriores. La Municipalidad contará en 2009 con 420 millones de pesos. La cifra representa un 25 por ciento de aumento en relación al actual ejercicio pautado en 335 millones.

Desde la secretaría de Economía de la Comuna, calculan más recaudación en Seguridad e Higiene, más ingresos por el cobro de la tasa SUM e importantes montos a través de la coparticipación nacional y provincial.

Desde algunos sectores opositores marcaron algunas luces de alerta. Una de ellas tiene que ver con los abultados gastos en personal. Según el presupuesto se prevé un 44 por ciento de total del gasto.

“El techo del alakismo fue el 38 por ciento durante el peor momento de la crisis de 2001. Después de eso se mantuvo un promedio de 34 por ciento”, dijo a Hoy el concejal José Arteaga.

Además alertaron sobre una estimación de recursos demasiado sobrevaluada. Según explicaron desde la oposición, se está planteando un porcentual 50 y 50 entre coparticipación de la Provincia y recursos propios.

La recaudación se establece a partir de una proyección de ejercicios anteriores. Según algunos especialistas debería ser -de mínima- trianual, es decir los últimos tres ejercicios. Estos especialistas ven con preocupación que la Comuna proyecte una coparticipación a través de recursos provinciales y nacionales de casi 200 millones de pesos.

Es que el escenario no deja lugar a pronósticos optimistas. “Las economías van a empezar a ajustarse, habrá una contracción muy fuerte, una merma importante en la recaudación fiscal producto de los ajustes de los contribuyentes”, aseguran.

Desde la oposición agregan pesimismo. Aseguran que el problema es que el presupuesto está planteado por el área del gasto en vez de hacerlo por el lado de los recursos. “Primero evaluaron cuánto dinero necesitan para cada área y después dibujaron los ingresos. Esto es muy peligroso”, sostuvieron.

En cuanto al ente descentralizado (ex Banco Municipal), los montos destinados son muy parecidos a los ejercicios 2007 y 2008 de la gestión alakista. “Durante años se cansaron de decirnos que cuando llegaran al poder iban a cambiar el banco. ¿Y ahora qué pasó?”, se preguntó un concejal de la oposición. Durante la campaña y en su discurso de asunción, Pablo Bruera se comprometió a recuperar el Banco Municipal. Sin embargo, parece que por ahora no está dentro de las prioridades.

Comentá la nota