BROWN | TRAS LA VISITA DE KIRCHNER Wolovich consideró que el acto sirvió “para volver a las bases del FpV”

El concejal oficialista valoró que la visita de Néstor Kirchner al distrito se diera en el marco de “un acto amplio y no sólo peronista” y evaluó que “el kirchnerismo necesita volver a las bases sociales” para tener buenas elecciones en 2009 y 2011. Además, apuntó que la estrategia de Giustozzi es “conformar un espacio amplio” que no se quede sólo en el PJ y aseguró que el cumplimiento de las obras prometidas para el distrito será determinante en el resultado de los comicios de octubre.

A diferencia de varios “peronistas ortodoxos”, que criticaron el modo cómo se recibió a las autoridades partidarias a nivel nacional y provincial, el edil Daniel Wolovich valoró que la visita de Néstor Kirchner se diera en el marco de “un acto amplio y no sólo peronista”.

En diálogo con Info Región, el concejal que pertenece a la bancada oficialista -y actualmente construye en el distrito para el espacio que fogonea Martín Sabbatella (intendente de Morón)- remarcó que la iniciativa de “convocar abiertamente a todos los sectores sociales fue buena” porque le permite “volver a las bases del Frente para la Victoria”.

“El kirchnerismo estaba muy cerrado en la estructura del PJ y la realidad es que la apoyatura de la gente es necesaria. Por eso me parece bueno que durante el plenario Kirchner haya planteado la necesidad de construir con todas las fuerzas del campo popular y volver a las bases sociales”, indicó.

Asimismo, recalcó que la importancia de que el encuentro no sea sólo para militantes del movimiento de Perón y Evita también radica en el nuevo panorama que abrirá para todos aquellos sectores fueron parte de la Concertación y quedaron un poco relegados cuando Kirchner alcanzó la presidencia del PJ nacional.

“Entendemos que el peronismo sólo no puede gobernar la Argentina y que deben participar otras fuerzas. Hay sectores que tratan de cerrarse en él pero se trata de resabios del menemismo que se han metido dentro del kirchnerismo. Hoy la expectativa es que se rearme un frente como el que ganó las elecciones en 2003”, explicó.

En el plano local en octubre el intendente Darío Giustozzi deberá pasar a la prueba del electorado, la imagen dejada por su gobierno tras casi dos años de gestión. Enfrente tendrá una oposición bien definida (la replica local de la alianza Francisco De Narváez, Felipe Solá y Mauricio Macri, por un lado, y el frente compuesto por la Coalición Cívica y el radicalismo, por el otro) y la obligación de revalidar, para mantener la mayoría en el Concejo, a por lo menos seis de los once ediles que pondrá en juego.

Consultado al respecto, Wolovich reconoció que el oficialismo “tendrá una elección difícil” y estimó que parte del éxito en las urnas estará determinado por el “cumplimiento o no de las obras prometidas” para el distrito.

“Dependerá mucho del trabajo que se haga desde la gestión. Si es buena y llegan las obras que se anunciaron, creo que Giustozzi puede llevarse un respaldo importante de los vecinos de Almirante Brown e, incluso, hacer una elección separada de lo que pase con el kirchnerismo a nivel nacional o provincial”, estimó.

Y agregó que si bien “un arrastre va a haber si se da una caída” del oficialismo, la estrategia del hombre de Saladillo de “conformar un espacio amplio” en el distrito puede zanjarle buenos resultados en las urnas y “posicionarlo en un futuro como un dirigente de primera línea”, cuya suerte no este atada exclusivamente a los Kirchner.

Comentá la nota