BROWN | RECLAMO Los vecinos de Longchamps piden que se extienda la red de agua corriente

 BROWN | RECLAMO    Los vecinos de Longchamps piden que se extienda la red de agua corriente
El polémico problema de la falta de agua corriente en la localidad bonaerense se hace presente con mayor fuerza en el verano. Es que en esta época de intenso calor, los vecinos no pueden beber el agua de sus canillas por la cantidad de sarro que tiene y deben comprar los botellones de 20 litros de agua, lo cual genera un gasto importante en la economía del hogar. Además, se quejan de la falta de redes cloacales que agrava aún más el problema.

Cansados de gastar más de 60 pesos semanales para comprar los botellones de 20 litros de agua, los vecinos de Longchamps, en Almirante Brown, exigen que se instalen las redes de agua potable para poder contar con un servicio tan imprescindible y necesario para todos.

Los reclamos puntuales comprenden en primer lugar la construcción de la red de agua corriente para el barrio, que deben coordinar el Municipio y la empresa AYSA. En segundo lugar, que hasta tanto no esté garantizada dicha red, la empresa encargada del agua o la Comuna provea agua segura para los vecinos.

En este sentido, José Ulloa es uno de los tantos jubilados que viven en el barrio y explicó que “es muy difícil llegar a fin de mes, cuando hay que separar 60 pesos semanales para comprar los bidones de agua”.

Además, señaló que “es indignante no contar con un servicio tan necesario para todos". "Hay gente que no puede pagar y tiene que tomar esa agua llena de sarro y después se terminan enfermando”, indicó.

“Hace años que vivo acá y escuché miles de promesas de que iban a extender la red de agua corriente, pero nunca pasa nada. Ni siquiera vienen desde el municipio a darnos una solución”, comentó Ulloa.

Según los vecinos, donde más se evidencia la cantidad de sarro que tiene el agua es en las pavas. “Limpio la pava, la cargo con el agua de la canilla y a los tres día está llena de sarro”, manifestó María González, que también vive en la zona.

Otro de los reclamos vinculado al primero es la falta de redes cloacales. Es que los residentes de la zona señalaron que “los pozos ciegos no dan más abasto y hay que vaciarlos cada 40 días, a un costo de 70 pesos”.

“Encima que el agua tiene sarro, se contamina con el agua del pozo ciego que está a punto de reventar”, sostuvo la mujer.

Quienes alguna vez bebieron el agua de las canillas de Longchamps afirmaron que “a los días de tomarla reiteradamente los más chicos comienzan a tener dolor de panza y diarrea”.

Asimismo, reconocieron que “más de una vez hirvieron el agua, le pusieron lavandina pero nada resulto porque el gusto es horrible”.

El agua es un recurso indispensable para los seres humanos porque ayuda a todas las funciones del cuerpo. Incolora, inodora, insípida y sin calorías, el agua es esencial para toda forma de vida terrestre. Ningún hombre, animal ni planta puede vivir sin ella. Es fundamental para todo organismo y los vecinos de Longchamps deben pagar para obtenerla ya que aseguraron que “es imbebible”.

Comentá la nota