BROWN | RECLAMO Piden iluminación y mantenimiento en la estación de Claypole

A raíz de los hechos de inseguridad que se registraron en última semana en la región, los vecinos de Claypole solicitan el mantenimiento de la estación de esa localidad de Almirante Brown, ya que durante la noche y la mañana "se registran asaltos", debido a la oscuridad de la zona.

Por la "falta de iluminación, de mantenimiento y la escasa vigilancia en la estación de Claypole", los vecinos exigen que se realicen las tareas correspondientes para evitar los asaltos en la oscuridad de la noche y la madrugada y evitar la contaminación ambiental debido a la acumulación de basura.

Los reclamos datan de muchos años y constantemente los residentes del lugar exigen a las autoridades el mantenimiento de la zona y sobre todo, de los dos locales abandonados que se encuentran linderos a la estación que "se utilizan como escondite por los delincuentes".

“Los ladroncitos del barrio se ocultan ahí para robar cuando pasa la gente para ir a trabajar o lo utilizan para drogarse o tomar alcohol. Muchas veces un grupo de vecinos tenemos que acompañar a nuestros niños para evitar que les pase algo”, indicó Marisa Martínez, que vive en la zona.

El reclamo creció a raíz de la ola de inseguridad que invadió la región hace varias semanas y que ocasionó varias muertes en ocasión de robo. La gente de Claypole manifestó que “en los últimos días se produjeron varios robos a mano armada y decena de asaltos de los que fueron blancos los chicos de las escuelas.

“No queremos que pase alguna tragedia que tenemos que lamentar, ya vimos cómo en otras localidades asesinaron a varios vecinos para robarles y no queremos que pase lo mismo acá, por eso le pedimos ayuda a las autoridades”, indicó Angélica González, residente del barrio desde hace 15 años.

“Las quejas son constantes porque nadie hace nada al respecto, el municipio dice que la empresa de ferrocarril debe encargarse, la firma dice que es la comuna o Provincia y así se pasan la responsabilidad y nosotros seguimos con la estación en completo estado de abandono”, agregó.

Los locales vacíos a poco terminar funcionan como el tradicional escondite y la gente ya no quiere circular por la zona; temen robos, sobre todos a los chicos de la escuela que deben pasar por el lugar muchas veces cuando todavía no amaneció.

“Queremos seguridad y control para que todos los vecinos podamos caminar tranquilos por nuestro barrio y no tener que vivir una tragedia para que nos hagan caso y hagan algo con el barrio", concluyeron.

Comentá la nota