BROWN | PARTIDO JUSTICIALISTA En medio de graves denuncias, hoy asumen las nuevas autoridades

 BROWN | PARTIDO JUSTICIALISTA    En medio de graves denuncias, hoy asumen las nuevas autoridades
Con acusaciones de candidaturas ilegales, amenazas de recurrir a la Justicia y propuestas de cargos en el gobierno a cambio de retirar denuncias como telón de fondo, el intendente Darío Giustozzi encabezará hoy, en Longchamps, el acto de asunción de las nuevas autoridades del PJ de Almirante Brown.
En un contexto de sospechas, denuncias por irregularidades y amenazas de llevar la cuestión a la Justicia ordinaria asumirán hoy formalmente las nuevas autoridades del Consejo de Partido Justicialista de Almirante Brown.

El acto está convocado para las 19 en las instalaciones del Club Lamadrid de Longchmps y contará con la presencia de todos los integrantes de la lista oficial que se proclamó el 30 de noviembre, entre ellos, los 26 acusados por la oposición de no cumplir con las exigencias para ser candidatos.

“Esta ceremonia es poco ética y creo que si tuvieran un poquito de moral las personas cuestionadas deberían tener el decoro de no participar hasta que alguien se expida y digan que están habilitados”, disparó ayer por la tarde el ex candidato a presidente de la fuerza por la lista opositora 22 de enero, Franco Bonafine.

Desde el oficialismo, días atrás, el flamante vice del partido, Eduardo Fabiani, minimizó las imputaciones de los sectores que no aceptaron al intendente como nuevo conductor y aseguró que la ceremonia no se suspenderá.

Es más, para bajarle totalmente el tono al debate ató los reclamos a la “imaginación” de algunos dirigentes y recordó que la asunción cuenta con el visto bueno del Congreso Nacional del Partido, “que es la autoridad máxima”.

Pese a los argumentos del referente oficialista, desde el espacio que encabezan Bonafine y Alberto Urioste aseguraron que continuarán “con la pelea” y adelantaron que llevarán la cuestión a la Justicia.

“Los argumentos que nos dio el juez federal Manuel Blanco para archivar la causa son ridículos y no tienen nada que ver con el tema ni con lo que nosotros planteamos”, se quejó el ex aspirante a la presidencia.

Además, denunció que el magistrado “contaba con información documentada para continuar pero omitió todo” y “terminó archivando la causa”. “Es por ese motivo –completó- que ahora lo único que nos queda es acudir a la Justicia ordinaria para presentar una denuncia contra la Junta Electoral y al Tribunal de Ética partidaria para que revean la situación”.

De los 26 integrantes de la nómina oficial que presentarían irregularidades en su situación destacan el nombre de tres que, hoy por hoy, son piezas fundamentales del gobierno del hombre de Saladillo.

El presidente de la Comisión de Gobierno, Oscar Pinal (que según consta en los documentos entregados al juez Blanco ingresó su ficha el 5 de febrero de 2008); y el flamante apoderado del Partido y actual secretario de Gobierno, Franco Caviglia.

Éste último, además de haberse afiliado menos de dos meses antes de la celebración de los comicios, habría recurrido a una maniobra al declarar como domicilio legal nada menos que la dirección de un local partidario ubicado en la avenida Espora al 800 .

Otro de los casos paradigmáticos denunciados por el sector de Bonafine es el del viceministro de Desarrollo Social de la Provincia, Mariano Cascallares, que figura como afiliado en los padrones de Magdalena.

Todas estas denuncias, junto a las correspondiente a las otras 22 candidaturas en discusión, serán comunicadas el jueves al mediodía en el marco de una conferencia de prensa anunciada ayer a este medio por Uriste, ex aspirante a la vicepresidencia.

La semana pasada Bonafine y Fabiani tuvieron una reunión en el Concejo del Partido en la que el hombre cercano a Giustozzi propuso llegar a un acuerdo que permita una integración entre los dos sectores.

Según pudo averiguar este medio, la oferta no fue desechada por el médico quien, sin dejar de lado la buena relación que mantiene con el referente Agrupación Jauretche, le advirtió que todo dependería de lo que “digan los demás compañeros”.

La iniciativa incluía cargos en el nuevo partido y la gestión Municipal. Sin embargo, la respuesta de las bases fue negativa y la decisión de celebrar la asunción haciendo oídos sordos a los reclamos del sector con el que se pretendía acordar, fue la mecha que detonó el contundente no.

Comentá la nota