BROWN: Para Caviglia, Giustozzi está mejor "posicionado" que el resto de los intendentes

El diputado provincial por el FpV-PJ le bajó el tono a las declaraciones del jefe municipal de La Plata, Pablo Bruera, quien días atrás se presentó a sí mismo como una de las cabezas de un armado provincial post-kirchnerista en el que incluyó a varios intendente de la zona.
"Giustozzi está en mejores condiciones que cualquier otro" para encabezar una construcción política provincial, señaló.

El diputado provincial por el FpV-PJ y ex secretario de Gobierno de Almirante Brown, Franco Caviglia, puso paños fríos al clima que generó con sus declaraciones el intendente de La Plata, Pablo Buera, y advirtió que hoy su jefe político, Darío Giustozzi, "está en mejores condiciones que cualquier otro" para encabezar "una construcción política".

"En lo que hace al posicionamiento político está en mejores condiciones que Bruera o que cualquier otro de la provincia de Buenos Aires", aseguró, al tiempo que confesó que el platense no le "parece que hoy sea referente de alguna posición" en la política provincial.

Bruera había involucrado a un grupo de jefe municipales del conurbano en el armado de una nueva estructura política provincial. Al respecto, Caviglia señaló no conoce "más de lo que se ha dicho a través de los medios de comunicación", pero evaluó que "hoy es muy volátil" pensar en "un armado por fuera del justicialismo".

"Hay que tener un poco más de templanza y ser muy prudentes en el sentido de cómo se va a transitar hacia la próxima elección y la siguiente", completó.

Asimismo, Caviglia aseveró desconocer si el Intendente está al tanto de las palabras de Bruera y resaltó que "cada uno hablará en el momento que considere oportuno"

"No en el momento en que otros vengan a decir, a marcar los tiempos en el sentido en el cual uno tiene que hacer o no hacer. Hoy hay que buscar consolidar el partido y la relación con la gente, en el municipio. Hay que consolidar el territorio y a partir de ahí demostrar que uno tiene capacidad de gestión y política para trascender los límites del distrito", indicó.

Y aclaró: "No me parece que uno tenga que estar desmintiendo lo que otro diga.

"Naturalmente se va a ir produciendo un proceso de transformación en todo lo que signifique lugares de decisión tanto en la provincia como en el país. Eso se hará en los tiempos que sean políticamente correctos".

El dirigente browniano no descartó la posibilidad de que el espacio se integre en el futuro a un frente alternativo al kirchnerismo, aunque, sí desestimó que eso pueda ser por fuera del PJ, como dio a entender Bruera, días atrás a un matutino de la ciudad de las diagonales.

"Nosotros vamos a seguir dentro del peronismo, puede haber distintas visiones o enfoques respecto a cómo tenemos que rediseñar la política en el futuro, pero cualquiera sea el camino que llevemos adelante lo tenemos que hacer desde nuestra fuerza política", apuntó.

En esta línea, bajó el tono al debate sobre el "post-kirchnerismo" al recordar que el término "kirchnerismo" es una "adjetivación que han colocado los grandes medios de comunicación".

"Yo no puedo guiarme para hacer una reflexión política por las categorías que crean los medios. Kirchner es hoy el presidente del partido por lo tanto tenemos que movernos dentro de esos ejes y tomar decisiones en ese marco conceptual político", precisó desde una posición partidaria ultra ortodoxa.

En sus declaraciones a la prensa, el mandatario platense confirmó las versiones que daban cuenta de un armado alternativo al kirchnerismo en la provincia de cara a las elecciones de 2011, e hizo público el nombre de los pares con los que habría mantenido algún tipo de conversación en el marco de la construcción: Sergio Massa (Tigre), Giustozzi (Brown), Darío Díaz Pérez (Lanús), José Eseverri (Olavarría), Breitenstein (Bahía Blanca) y Martín Insaurralde (Bahía Blanca).

Hasta ahora ninguno desmintió públicamente nada, excepto Díaz Pérez, que a partir de su declarada y estrecha pertenencia al Gobierno nacional publicó una solicitada y negó públicamente ser parte de un movimiento "post-kirchnerista".

En esta línea opinó que el actual es tiempo de "fortalecer la institucionalidad del país y de la provincia de Buenos Aires" y se mostró contra cualquier "actitud política que debilite" a las gestiones de Scioli y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por considerar que cualquiera sector que lo haga no puede proyectar "algún grado de consolidación en el futuro".

Comentá la nota