BROWN | JUDICIALES Efectuaron nuevas pericias al cadáver del abogado descuartizado

El cuerpo de Ricardo Fariña, el abogado asesinado y descuartizado en Adrogué, fue sometido a una pericia entomológica, según indicaron fuentes de los Tribunales de Lomas de Zamora. El objetivo del análisis es determinar la fecha exacta de la muerte y cuáles fueron los métodos de conservación del cadáver.

El cadáver de Ricardo Fariña, el abogado asesinado y descuartizado en Adrogué en agosto, fue sometido a una pericia entomológica, con el objetivo de determinar la fecha exacta de la muerte y cuáles fueron los métodos de conservación del cuerpo. Y los resultados de los análisis recién serán revelados dentro de varias semanas.

Según indicaron fuentes de los Tribunales de Lomas de Zamora, en diálogo con Info Región, el estudio está centrado en el "accionar de las larvas en la fauna cadavérica".

"Evaluaron el accionar de las larvas en la fauna cadavérica, ya que a través de ello podremos saber la data de la muerte y cómo estuvo conservado. De todos modos, es importante destacar que el estado general del cuerpo era bueno, ya que parte del cadáver permaneció en una heladera con refrigeración", manifestaron.

Por otro lado, el fiscal que lleva adelante la causa, César Lucero, ya notificó la prisión preventiva para la única imputada en el crimen, la maestra tucumana de 41 años Sandra Reyes Smidt.

"Le dictaron prisión preventiva a la imputada y permanece detenida. Las pericias psicológicas y psiquiátricas realizadas a la acusada ya finalizaron, pero todavía no están listos los resultados", explicaron.

El homicidio de Fariña (62) todavía asombra a sus vecinos por la crueldad con la que se cometió. Su cadáver fue hallado seccionado y disperso en distintos rincones de la casa donde vivía, algunas partes estaban tapadas con cal y otras estaban freezadas. Las fuentes explicaron que la sospecha más firme indica que al menos el torso de la víctima estuvo guardado en el freezer de otra vivienda y fue dejado luego en la bañadera del letrado, poco antes de que el cuerpo fuera encontrado.

Además, en la escena del crimen se había observado una huella que, por su tamaño, sería de mujer. En tanto, el hallazgo de las ojotas gastadas en la casa de la sospechosa, por el número y la impronta que dejan, se corresponderían con esa huella de pisada que se vio en el domicilio de Fariña.

La docente tucumana fue detenida tres días desués de descubrirse el hecho, el 7 de agosto, luego de que un ex novio suyo, que vive en Tucumán, testificara en la causa que el 13 y el 14 de julio su ex pareja lo llamó para pedirle ayuda porque se había "mandando una macana".

Los investigadores llegaron a este hombre porque desde el propio celular de la víctima -que no fue encontrado en la escena del crimen y se supone fue robado por el autor del hecho-, había dos llamadas salientes durante esos días al teléfono del testigo en Tucumán. El celular fue clave en la investigación, no sólo para encontrar a este testigo, sino también porque se pudo determinar que con él la presunta asesina se hizo pasar por la víctima para mandar mensajes de texto con una mentira que justificara la ausencia de Fariña.

Según revelaron las fuentes, en los últimos días varios amigos, amantes y hasta familiares de Fariña recibieron mensajes de texto desde el celular de la víctima en los que supuestamente el abogado les contaba que estaba por hacer un viaje con una chica joven de la que estaba enamorado y a la que había dejado embarazada.

De acuerdo a lo que pudo contar el ex novio de la sospechosa en la causa, la mujer habría asesinado a Fariña cansada de las humillaciones sexuales a las que el abogado la sometía. El macabro crimen fue descubierto el 4 de agosto, cuando una de las hermanas de Fariña entró a la casa luego de que una vecina que no veía al abogado hacía 10 días, la llamara preocupada.

El torso y la pelvis del hombre fueron encontrados en el baño, donde los investigadores hallaron también una botella de ácido muriático. La cabeza y las manos estaban dentro de bolsas individuales en un changuito para hacer las compras ubicado en una de las habitaciones.

En todos los ambientes de la casa había cal y bolsas de consorcio negras sin uso tiradas en el piso. En una de ellas aparecieron parte de las piernas y los pies. Como todos los trozos del cadáver estaban fríos, la policía revisó la heladera y en el freezer encontró los muslos trozados y pedazos de carne fileteados, por lo que se investiga si con ellos la presunta asesina alimentaba al perro labrador de la víctima.

Los investigadores determinaron que Fariña era un "mujeriego" -encontraron múltiples videos caseros y fotografías sexuales de mujeres, y por eso desde el inicio se apuntó a un crimen pasional.

En la causa constan testimonios que indican que unos días antes del hallazgo, una vecina preocupada por la desaparición del abogado llamó por teléfono a la casa y la atendió una mujer que le dijo que "Richard" -tal como le decían a la víctima- se estaba bañando. Siempre según fuentes judiciales, otro vecino, unos tres días antes del hallazgo, golpeó la puerta de la casa y desde adentro una mujer le respondió que "estaba todo bien".

Comentá la nota