BROWN | INTERNA JUSTICIALISTA Para el oficialismo, la candidatura de Bonafine le dará “más energía al partido”

El presidente del bloque de concejales del FpV, Eduardo Fabiani, consideró que si bien la postulación “energizará” las internas, sus posibilidades de disputarle la conducción a Darío Giustozzi son “muy pocas”. “Nadie va a creer que él representa un cambio de lo anterior”, comentó. En tanto, desde el sector de Villaverde ratificaron su decisión de no participar del proceso, aunque no desestimaron conversar con el aspirante. “Si presenta la lista después habrá mucho tiempo para hablar”, advirtió la edil Adriana Reja. De todos modos, anoche estaba avanzado el diálogo con el oficialismo, que le ofreció una secretaría y un congresal provincial.

La decisión del histórico dirigente justicialista Franco Bonafine de participar con una lista propia en las internas despertó sensaciones disímiles en los distintos sectores del peronismo local y abrió un nuevo panorama en el escenario político partidario de Brown. Al menos esa fue la situación hasta entrada la noche, cuando trascendió que estaba avanzada una negociación con el oficialismo para levantar la lista.

En principio, el anuncio de Bonafine obligó a reconsiderar de qué modo varios sectores jugarán su papel en las elecciones internas del próximo 30 de noviembre.

Por boca del jefe del bloque del Frente para la Victoria, Eduardo Fabiani, -que más tarde sería el encargado de ofrecerle a Bonafine una secretaría en el Consejo de Partido y un lugar en la lista de congresales provinciales- desde el oficialismo aseguraron que lejos de contrariar sus planes, la candidatura de Bonafine es bien vista porque “servirá para darle más energía al partido”.

“Tiene el mismo derecho que el resto de los compañeros que están afiliados. Yo en lo personal le recordaría que en realidad Giustozzi ya ganó una interna el 28 de octubre porque en ese momento hubo dos listas peronistas y se impuso la nuestra. Aunque, puede presentarse si quiere como lo pueden hacer todos”, resaltó.

Desde el principio, la intención del Intendente fue lograr la unidad para evitarse así tener que disputar en las urnas la jefatura partidaria.

Gracias a la tregua otorgada por Jorge Villaverde y el “arreglo” (sobre la hora) con el sector sindical que localmente conduce Julio Carrizo, la posibilidad de la unidad parecía a la vuela de la esquina. Sin embargo, el anunció de Bonafine cambió nuevamente la disposición de las piezas sobre el tablero.

En este sentido, consultado sobre las posibilidades de Bonafine, Fabiani no dudó en augurar que serán “muy pocas” porque pretenderá disputarle el liderazgo a “una persona que hoy representa el pensamiento de la mayoría de los peronistas”.

“Nadie va a creer que él representa un cambio de lo anterior porque durante los últimos veinte años nunca planteó nada distinto al anterior presidente del PJ”, completó en referencia al caudillo Villaverde.

Desde la vereda de enfrente, en la que justamente se encuentra el diputado nacional, reconocieron conocer hace rato la intención del dirigente justicialista, aunque, prefirieron no dar demasiadas pistas respecto a la posibilidad de brindarle su apoyo.

“Si finalmente presenta una lista, después habrá mucho tiempo para hablar”, advirtió en diálogo con Info Región la jefa de la bancada del PJ y referente villaverdista, Adriana Reja.

De este modo, y pese a ratificar que “la decisión es no participar” de manera directa en las internas, la concejal explicó que aún no hay definiciones sobre un hipotético respaldo porque “todavía no fuimos convocados para discutir el tema”.

“Nosotros estamos esperando para reunirnos con quien es todavía el presidente del partido (su líder político Villaverde) y recién cuando lo hagamos vamos a tener algún tipo de respuesta”, aclaró la concejal, al tiempo que reiteró que para el 30 de noviembre aún “falta demasiado tiempo”.

Asimismo, sobre el efecto que podría tener en la estrategia del oficialismo la postulación de Bonafine, Reja advirtió que “esto no significa que se caiga la unidad” porque “en realidad no la hubo nunca”.

“No sé qué tipo de arregló tuvieron con el movimiento obrero por intermedio de Carrizo pero, más allá de eso, la realidad es que la lista que pensaron presentar siempre ellos fue una propia”, completó.

El acuerdo sellado entre el hombre de Saladillo y el Camionero derrumbó las aspiraciones de varios referentes sindicales que en varias oportunidades hicieron públicas sus intenciones de pelear por el partido para “devolverle a los trabajadores” su lugar en él.

Aquellos que no coincidían con que Giustozzi se haga cargo de la conducción de PJ se alinearon detrás de la precandidatura del ex diputado provincial Germán Carballal. Aunque, como el sector que representaba (las 62 Organizaciones), el ex legislador actuó de manera orgánica y tras el acuerdo bajó su candidatura.

Huérfanos y desencantados, aquellos decididos a participar ahora deberán decidir entre acompañar a una de las dos opciones o seguir el camino que, aseguran, desandará el villaverdismo planteándose como mero espectador de la contienda.

En este grupo se encuentra la concejal justicialista y referente metalúrgica Eva Calderón, quien tras reconocer su “decepción” por el convenio advirtió que se encuentra “más cerca de no participar” que de acompañar a Bonafine.

“Pensé que los gremios íbamos a jugar, pero como parece que no lo van a hacer no tengo un candidato. Hasta ahora no hay nada definido, por ahí se da que en último momento decidamos apoyarlo pero por ahora no hay nada”, concluyó.

Comentá la nota