BROWN | INTERNA JUSTICIALISTA Carballal indicó que la visita de Moyano fue determinante para la unidad

El ex diputado provincial y aspirante a congresal provincial por la lista que encabeza Darío Giustozzi destacó el acuerdo alcanzado por los distintos sectores del peronismo de Brown y estimó que la oposición, liderada por Franco Bonafine, “tiene pocas posibilidades de alcanzar la minoría”. Además, admitió que el cambio de actitud de la CGT regional estuvo determinado por la visita de Hugo Moyano al distrito y “su llamado a la unidad”.

El ex diputado provincial justicialista y aspirante a congresal por la lista oficialista que encabeza el intendente Darío Giustozzi, Germán Carballal, resaltó el acuerdo alcanzado entre la mayoría de los espacios del peronismo local y consideró que el frente opositor que lidera Franco Bonafine “tiene muy pocas posibilidades de alcanzar la minoría”.

Además, en el marco de una charla con Info Región, el ex precandidato a la presidencia del PJ local reconoció que el cambio de actitud de la CGT regional estuvo determinado por la visita de Hugo Moyano al distrito y “su llamado a la unidad”.

“Yo era el hombre al que habían llamado los compañeros del movimiento obrero de la Mesa Sindical y las 62 Organizaciones para representar la unidad, sin embargo, la presencia del Moyano desarticuló esa alternativa y la orientó hacia otro lugar”, apuntó el dirigente.

En este punto, advirtió que “ese otro lugar” al que se volcaron las expectativas de los referentes gremiales de la CGT regional terminó por ser ni más ni menos que la propuesta del hombre al que el kirchnerismo, a través del secretario General de la central obrera y vice del partido, señaló como el más indicado para conducir a la fuerza localmente.

“La visita influyó de forma determinante ya que terminaron siendo coherentes y orgánicos con su conducción y entendieron que lo mejor en este momento era escuchar el pedido del Intendente de que, más allá de la procedencias y las pertenencias, planteáramos un diálogo entre todos”, explicó.

En principio, Carballal y varios dirigentes del sector habían planteado sus intenciones de jugar en la interna local con una lista propia para, decían en ese momento, devolverle a los trabajadores un lugar relevante en el Consejo del Partido.

Sin embargo, tras el acuerdo alcanzado por el hombre de Saladillo con la cúpula de CGT regional la situación cambió, las críticas cesaron y muchos de los que aspiraban a la conducción fueron integrados en la lista oficial que buscará ratificar el apoyo conseguido en las elecciones abiertas de 2007, el 30 de este mes.

En este sentido, consultado sobre las posibilidades de sus adversarios en la pugna por la jefatura partidaria, Carballal advirtió que si bien “en política nunca está nada dicho” es difícil que la agrupación de Bonafine “alcance la minoría porque una interna tiene un alto costo, tanto físico e intelectual como material”.

“En todo el conurbano es complicado enfrentarla y Brown no es la excepción ya que tiene nada menos que doce localidades bien determinadas y más de seiscientos barrios”, recalcó el ex legislador bonaerense, al tiempo que remarcó que “esas cuestiones hacen que no sea para nada fácil llegar a todos lados y, sobre todo, ejercer un control”.

Por último, el cuarto candidato a congresal por la nómina oficial se refirió a los “desafíos” que tendrá que afrontar la nueva conducción y estimó que “lo primero que hay que hacer es trabajar a la par de la gestión comunal”.

“Lo único que pretendemos es tener un diálogo político para que la unidad después se transforme en acción”, concluyó.

Comentá la nota