BROWN | ELECCIONES Unión PRO denunció "un fraude de una magnitud y una desfachatez increíbles"

Desde Unión PRO de Almirante Brown denunciaron serias irregularidades en los comicios del domingo 28, que ya fueron explicitadas en dos presentaciones judiciales ante la Junta Nacional Electoral. Desaparición de votos y electores no inscriptos en el padrón son algunas de las acusaciones.

Del Chaco, de Santa Cruz, de Córdoba, Misiones, Chubut, Neuquén, Río Negro, Jujuy, Santiago del Estero, Mendoza y Capital Federal. De Quilmes y de la Isla Maciel, de Concepción del Uruguay y de Santa Fe. Desde todos esos lugares, y de muchos otros del país, vinieron electores para votar el domingo en Almirante Brown, y fueron partícipes de los comicios en los que el intendente Darío Giustozzi se impuso por un sobresaliente 52% de los votos. Eso surge al menos de las denuncias por irregularidades electorales formuladas esta semana por Unión Pro, poco después del cierre del escrutinio, y desplegadas en dos presentaciones judiciales ante la Junta Nacional Electoral, como anticipo de una escalada que promete más.

En esas presentaciones también alertaron sobre cientos de actas de escrutinio en las que literalmente desaparecieron votos para la categoría concejal, otras en las que los votos dentro de las urnas son más que los votantes registrados en la mesa, y algunas en las que los votos en blanco para concejal se habían convertido en la segunda fuerza electoral. A lo que hay que agregar escuelas en las que se cortó la luz en el momento del conteo de votos, boletas robadas, boletas falsas, y otras irregularidades.

"Es un escándalo, es un fraude de una magnitud y de una desfachatez como no hay memoria en Almirante Brown. Cuando se sepa toda la verdad, esta elección va a quedar en la historia negra de este distrito", disparó la concejal electa Stella Maris Alló en diálogo con Info Región, ante quien brindó detalles de las denuncias realizadas y de las que formularán una vez que concluya la feria judicial de invierno.

En la misma línea se expresó el primer candidato de la lista, Santiago Perón, que advirtió que "hubo boletas con el número 503 para diputados nacionales y provinciales y en la parte de concejales le pusieron lista 510, así después las anulaban", denunció el dirigente macrista, lo que constituye un argumento para explicar por qué en algunos casos se multiplica por dos o por tres el voto en blanco para concejal, "cuando en realidad debieran ser votos recurridos, que luego la Junta Electoral toma como válidos", explicaron.

Esa certeza es la que lleva a los referentes de Unión Pro a estar convencidos de que en el recuento definitivo, si se abren las urnas, podrán recuperar una buena cantidad de votos "y se pondrá de manifiesto el fraude, que sin dudas tiene responsables políticos".

"Es una vergüenza para Brown, nunca había ocurrido un robo electoral de esta magnitud, con gente empadronada en otras provincias argentinas o en otros municipios, que fueron traídas a votar acá", cuestionó Cabral, quien aclaró que ya fueron presentadas decenas de impugnaciones.

Según el candidato, en los padrones de los fiscales de Unión Pro aparecen inscriptos a mano cientos de votantes cuando se los busca en el padrón, se ve que tienen domicilio en otras jurisdicciones. "Así presentamos ya más de 200 casos, que afectan a 183 mesas en 8 de los 10 circuitos electorales, y tenemos muchos más para presentar", indicó.

"Ahora comprendemos qué hacían esos micros que tenía el oficialismo, que llevaba gente de un lado hacia otro, era gente que llevaban a votar en algunas de las escuelas en las que no nos dejaron sentar a nuestros fiscales", precisó Alló.

Según el Código Nacional Electoral, nadie puede votar si no está inscripto en el padrón que emite la Junta Electoral, excepto los fiscales de mesa, que en todos los casos tienen que tener domicilio en el mismo distrito. Sin embargo, desde Unión Pro exhibieron una lista de más de quinientas personas inscriptas a mano y cuyos documentos no se correspondían con el nombre declarado y no pertenecían a personas de Brown.

"Aunque no las admitimos, sabemos que ciertas formas de fraude son habituales en el conurbano, y la oposición debe prepararse para eso. Pero lo que ocurrió en Brown sobrepasa todos los límites. Es algo que no tiene antecedentes", alertó Alló, antes de afirmar que lo que ocurrió "está en línea con el estilo personalista y autoritario del intendente, que se manejó en la campaña como si hubiera un partido único del Estado, prohibiendo la publicidad de los adversarios y poniendo su cara gigante en todos los carteles como si fuese una expresión del neofascismo o del totalitarismo stalinista".

Según prometen desde el sector, la semana próxima harán una presentación pública para poner sobre la mesa lo que, dicen, "es el fraude más grande de la historia de Brown".

Comentá la nota