BROWN | CONTINÚA EL CONFICTO La CGT amenaza con movilizaciones contra Giustozzi

El incumplimiento de la promesa del Intendente de entregar tras las elecciones la conducción de la secretaría de Trabajo local a la dirigencia sindical tensó aún más la relación y volvió a caldear los ánimos. Desde el sector aseguran que el mandatario ya no los atiende y le critican "su soberbia". El sábado vuelven a reunirse para decidir los pasos a seguir. "No estamos lejos de hacer alguna movilización", advirtió el secretario adjunto de la CGT regional, Julio Carrizo.

La tirante cuerda que une al movimiento obrero de Almirante Brown con el intendente Darío Giustozzi se volvió a tensar como consecuencia de la negativa del mandatario a cumplir con su promesa de entregar al sector la dirección de la secretaría de Trabajo local.

El saladillense se había comprometido a entregar el departamento tras las elecciones a cambio de contar con el apoyo de la CGT regional. Sin embargo, pasados los comicios no sólo no cumplió sino que fue más allá y cortó el diálogo.

"No nos atiende. Quisimos hablar con él cinco veces en estos días y siempre estaba ocupado", dijo anoche el secretario Adjunto de la central de trabajadores regional, Julio Carrizo.

Y agregó excediéndose de los limites de decoro que, por orden directa de la calle Azopardo, intentaba mantener el sector: "Creo que está pecando de soberbio y se está equivocando en un montón de cosas. Nosotros lo respetamos como conductor del PJ e intendente y sin embargo no nos está escuchando".

En respuesta a la actitud del jefe Comunal la cúpula sindical empezó a reunirse para definir qué pasos seguir. Este sábado, en el marco de un nuevo conclave, decidirán las medidas a tomar entre las que, según pudo averiguar este medio, no se descartan paros contra el Gobierno municipal y movilizaciones. "No estamos lejos de eso. Por ahora preferimos esperar, aunque todo tiene un límite y nuestra paciencia también. Lo que está pasando es una verdadera falta de respeto", sostuvo el camionero.

La demanda por la jefatura de secretaría está en consonancia con la que a nivel nacional encara el titular de la CGT, Hugo Moyano, por el Ministerio de Trabajo. El hombre elegido para el cargo es Roberto Vázquez y, aseveran desde la CGT Regional, tiene el visto bueno tanto del vice del PJ bonaerense como del titular de la cartera de Trabajo provincial, Antonio Cuartango.

"El ministro me dijo a mí mismo en La Plata que ya está todo dado para que sea el nombramiento y que, por una cuestión formal, sólo esperaba que el Intendente dé el visto bueno para que sea así", contó el camionero

Asimismo, afirmó que el cambio de mando no sólo es fundamental para "darle al movimiento obrero el lugar que se merece", sino también para terminar "con un montón de irregularidades". "La secretaría deja mucho que desear. Hay una corrupción terrible así que por respeto a nosotros esto tiene que cambiar sí o sí", completó.

Por último reconoció que el malestar con Giustozzi está vinculado también al resultado de las últimas elecciones, donde el oficialismo comunal superó la performance del kirchnerismo, y advirtió que "si no hay un cambio" de cara a 2011 el Consejo Directivo "deberá evaluar si en distritos como Almirante Brown se juega con una lista del movimiento" en respaldo de la Presidenta.

"Nosotros estamos pidiendo nuestro lugar porque nos cansamos de ser cola de otros sectores y tener que estar esperando que nos llamen por teléfono para ver si estamos o no en una lista", recalcó en clara referencia a la exclusión sufrida en la nómina que encabezó el Jefe comunal.

Comentá la nota