BROWN | CONCEJO DELIBERANTE En una polémica sesión, el oficialismo retuvo la presidencia

El concejal Mariano San Pedro fue reelecto ayer como presidente del Concejo Deliberante de Brown durante una polémica sesión preparatoria que estuvo marcada por el retiro del recinto de ocho concejales opositores al momento de votar a las nuevas autoridades, en medio de reclamos por una mayor democratización en la conducción del cuerpo.
Sólo 16 ediles le dieron su respaldo al nuevo presidente. En este marco, desde el ACyS acusaron que fueron "profundamente discriminados" por el kirchnerismo, en tanto que desde el Peronismo Federal reclamaron mayor consenso.

En medio de un clima tenso y con fuertes cruces entre el oficialismo y la oposición, el concejal del Frente para la Victoria Mariano San Pedro fue reelecto ayer como presidente del Concejo Deliberante de Almirante Brown por apenas 16 votos, en tanto que los 8 concejales restantes se retiraron del recinto molestos por la "falta de vocación para encontrar alcanzar consensos". Igual consideración merecieron la vicepresidencia primera, que quedó para el también oficialista Oscar Pinal y la segunda, que el kirchnerismo le cedió al edil de Unión PRO Hugo Cisco.

Las nuevas autoridades, que fueron propuestas por el bloque oficialista, fueron elegidas con el respaldo de 12 concejales del Frente para la Victoria, 3 de Unión Celeste y Blanco (De Narváez) y el vecinalista Mario Fuentes, aunque el dato destacado de la jornada fue que la mayoría de los sectores que conforman el arco opositor: Acuerdo Cívico y Social, Peronismo Federal y Pro se retiraron del recinto al momento de la votación para manifestar su repudio a la postura del kirchnerismo.

La polémica sesión preparatoria en Brown arrancó minutos antes de las 11.30 y tras la breve despedida a los ediles que finalizaron su mandato, se les tomó juramento a los concejales que fueron electos el 28 de junio: Eduardo Fabiani, Ángel Akike, María Quintana, Norma Warrell, Jorge Ayala, Norma Illesca -que en una curiosa fórmula juró por Darío Giustozzi y Claudia Molina- y Alejandro Torres por el oficialismo; Alló, Cisco y Santiago Perón por Unión PRO y José María Fernández y Sergio Guerrieri por el ACyS.

Luego de la jura, llegó el momento más polémico de la jornada que fue la elección de las nuevas autoridades del Deliberativo. El primero en hacer uso de la palabra fue el titular del bloque oficialista, Eduardo Fabiani, que en una brevísima alocución propuso a San Pedro, Pinal y Cisco para la conducción del Cuerpo y a Carlos De los Santos y Gabriel Soria como secretarios legislativo y administrativo, respectivamente. Todos ellos en una fórmula completa -que algunos consideraron anti reglamentaria- con la intención de que el secretario del cuerpo, que contaba con el respaldo de todos los sectores, no sumara más apoyos que el propio presidente del Concejo.

A continuación, el radical Guerrieri manifestó su rechazo a la propuesta del FpV y reclamó un cuarto intermedio "para poder consensuar entre todos los bloques una conducción representativa de todos los sectores que integran el Concejo Deliberante".

La respuesta curiosamente no estuvo a cargo del oficialismo, sino del denarvaista Valdez que defendió la designación de San Pedro, de Pinal y de Cisco al asegurar que "son elecciones acertadas".

"San Pedro ha conducido democráticamente el Concejo en estos dos años" afirmó, en tanto que de Cisco afirmó que "es un histórico dirigente del distrito". "Tenemos una conducción que representa los intereses políticos del distrito. Son compañeros de real valía que con su sapiencia han de conducir este Concejo", aseveró.

Después fue el turno de Alló que le solicitó al oficialismo que reflexione y recordó que en 1972 Juan Domingo Perón "señalaba qu la conducción política se ejerce con persuasión, no con imposición que lo único que hace es no permitir la convivencia democrática".

"La persuasión es el acuerdo y el diálogo, es la necesidad de entender que en un Estado de derecho y en una república como es la Argentina la división poderes existe. Es mandato de estas autoridades y de los legisladores poder consensuar sobre la base de la persuasión, por lo tanto les pido reflexión a los concejales del oficialismo para que entiendan las sagradas palabras de Perón", indicó.

El último en hablar fue Fernández, que sostuvo que el Acuerdo Cívico fue "profundamente discriminado" por el oficialismo y consideró que las autoridades que se propusieron para el Concejo, "no reflejan en lo más mínimo la composición del mismo".

"Estamos pidiendo un cuarto intermedio para votar todo el consenso que sea necesario para alcanzar un acuerdo. Sean responsables como pedía la concejal Alló, recapaciten, las mayorías son circunstanciales, se construyen entre todos, hay que alcanzar el consenso. Las minorías no han sido consideradas", sentenció.

Tras la alocución de Fernández se pasó a la votación. Primero se puso a consideración el pedido de cuarto intermedio, que si bien cosechó 8 votos a favor, los 4 del ACyS, Alló, Miriam Niveyro (PRO), Eva Calderón (PJ) e Ivana Rezano (Libres del Sur), fue desestimado por el rechazo mayoritario del oficialismo, el vecinalismo y tres representantes del denarvaísmo.

Debido a esta negativa, la mayoría de los sectores opositores se retiraron del recinto (sólo Rezano se quedó de los que pidieron un cuarto intermedio) al mismo tiempo que el resto del Cuerpo convalidó las autoridades propuestas por el oficialismo.

En medio de un clima tenso tras la conflictiva votación, San Pedro ocupó el estrado de la presidencia para, desde allí -en lugar de encabezar una sesión para todos los sectores que integran el cuerpo-, pronunciar una arenga política con duras descalificaciones a la oposición con lo que no hizo más que abonar los argumentos vertidos minutos antes por los concejales que abandonaron el recinto.

Comentá la nota