BROWN | CONCEJO DELIBERANTE: El oficialismo apeló al número y aprobó la rendición de cuentas

En el marco de una sesión especial el bloque del FpV-PJ refrendó ayer la rendición de cuentas correspondiente al ejercicio 2008, frente a un tibio reclamo de parte del arco opositor, gracias a la mayoría parlamentaria con la que cuenta en el Concejo.
Antes, durante una sesión ordinaria, los bloques se cruzaron por la decisión del Ejecutivo de dar un aumento a los trabajadores municipales inferior al cinco por ciento.

El bloque del Frente para la Victoria – PJ aprobó ayer gracias a la mayoría con la que cuenta en el Concejo Deliberante local el proyecto enviado por el Departamento Ejecutivo que propicia la aprobación de la rendición de cuentas correspondiente al ejercicio 2008.

Ante un tibio reclamo de parte del arco opositor, el oficialismo logró así cumplir con el mandato del intendente Darío Giustozzi de tratar y aprobar el expediente que, según indicaron los bloques de la Coalición Cívica y el PJ villaverdista, llegó a la Legislatura local para su análisis el 28 de abril.

Tras la aprobación del Cuerpo parlamentario la documentación está ahora en condiciones de ser remitida al Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires, para que el organismo pueda realizar su análisis y posteriormente expedirse sobre el modo como la gestión del saladillense administró los fondos del presupuesto municipal.

En la previa y a instancias de la concejal del bloque ARI – Coalición Cívica, Miriam Locher, la oposición había presentado un escrito ante el titular de la comisión de Hacienda, el oficialista Oscar Pinal, manifestando su repudio por el escaso tiempo otorgado para el estudio de la información suministrada por el Departamento Ejecutivo.

En esa línea, precisamente, hizo equilibrio la oposición a la hora de argumentar su negativa a la aprobación de la rendición. La justicialista Eva Calderón remarcó la "imposibilidad de analizar un expediente con tan poco tiempo", mientras que el ahora referente felipista en el recinto, Horacio Jerez, denunció con ironía las presuntas estrategias del oficialismo para postergar el acceso de los bloques opositores a la información.

"El concejal Pinal nos prometió un CD con la información y nos dio uno que tenía el gol de Palermo a River", disparó de modo de irónico el dirigente y representante del gremio del Calzado.

La encarga de esgrimir los argumentos más sólidos de la negativa de acompañar la solicitud del Jefe comunal fue Locher, que sin dejar de señalar el exiguo lapso entre la presentación del proyecto y su tratamiento, apuntó lo llamativo de que "todas las Secretarías hayan cerrado su ejercicio con un superávit promedio del 20 por ciento" y advirtió sobre pago de sobre precios cercanos al mismo número porcentual en la compra de algunos alimentos.

Respecto a este punto, aseguró que "durante el poco análisis de la información" que los ediles realizaron "aparecieron" sobreprecios en las adquisiciones realizadas por el área de Desarrollo Social.

En tanto, sobre el superávit ostentado por la Comuna, la edil de la Coalición mostró su perplejidad ante la circunstancia de que a Secretarías vinculadas a la Acción Social "les sobre plata" y advirtió el peligro de que ese excedente sea utilizado con fines electoralistas.

"¿No hay necesidades que atender con ese dinero? En todas las áreas hay plata que se presupuestó y no se uso. Lo único que espero es que no sea para la campaña", subrayó.

En sintonía, aunque desde un punto de vista ya estrictamente político, Retamoso, vinculó el superávit de la administración de Giustozzi a una intención de "crear nuevos pobres" y no a "solucionar los verdaderos problemas de los vecinos".

"No se gasta la plata para las necesidades urgentes sino en lo que le conviene al oficialismo", declamó la edil, al tiempo que redondeó su proposición de "fabrica de nuevos pobres" al apuntar que los fondos se destinan a "programas subsidiarios" y no a "aquellos vinculados al desarrollo social".

Desde la banca afín al Intendente, en tanto, Bastanza expresó como argumento que la buena administración de los fondos se ve "en las obra pública, el asfalto y el embellecimiento" de la ciudad, al tiempo que cuestionó la conducta de sus pares de oponerse "sin haber encontrado nada para discutir ni rebatir".

Carvajal, por su parte, defendió la rendición y, con un argumento inapelable, hizo quedar en off side a la oposición al recordar que el camino que debieron haber tomado para poner de manifiesto su disconformidad (tanto con el modo de gastar el dinero del municipio del oficialismo así como su queja por la presunta falta de tiempo para el análisis de los expedientes) debió ser el de la confección de un despacho de minoría.

"Si es irresponsable acompañar la rendición (como expresaron desde la CC) también lo es hacerlo con los argumentos que plantearon", completó.

En la previa abrió el fuego el aumento de los municipales

Antes de la sesión especial convocada para el tratamiento de la rendición, el Cuerpo sesionó de modo ordinario en una sesión que generó escaso debate en el recinto, dada la importancia del tema que se trataría con posterioridad.

No obstante, por iniciativa del edil de Unión Celeste y Blanco, Ramón Valdez, un proyecto enviado desde el Ejecutivo en el que se pedía que se convalide un decreto que establece un aumento en el sueldo básico de los trabajadores municipales desató un enfrentamiento entre oficialismo y oposición.

Desde este sector, avalaron el incremento en los haberes pero solicitaron se exprese al Intendente la necesidad de rediscutir en paritarias mejoras salariales. "No se puede aumentar apenas 60 pesos de enero a septiembre a nuestros compañeros cuando el año pasado se aprobó un incremento del treinta por ciento a la empresa encargada de la recolección de residuos (Hesurmet) por cambios en los precios", subrayó Valdez.

En consonancia, Calderón lamentó lo escaso del aumento y solicitó, para ser desoída por el presidente del Cuerpo, Mariano San Pedro, que el reclamo se extienda también a jubilados y pensionados.

Comentá la nota