BROWN | CONCEJO DELIBERANTE Locher rechazó la renovación de los superpoderes

La concejal del ARI criticó el proyecto de presupuesto impulsado por el Departamento Ejecutivo para el año próximo, que se tratará este jueves, al señalar que vuelve a delegar facultades para mover partidas sin autorización del Cuerpo deliberativo.
Además, cuestionó el incremento de la partida destinada al servicio de recolección de residuos y calificó de "ficticio" el aumento previsto para el área de Salud.

La concejal del bloque ARI-Coalición Cívica de Almirante Brown, Miriam Locher, criticó el proyecto de presupuesto impulsado por el Departamento Ejecutivo para el año próximo y adelantó que lo rechazará el jueves en el recinto "porque vuelve a delegar facultades extraordinarias" al intendente Darío Giustozzi.

"Hay muchas cuestiones con las que no estamos de acuerdo en lo que tiene que ver con imputación de recursos, pero la principal razón es que sigue delegando la facultades mediante el artículo 11", precisó la edil en diálogo con este medio.

A renglón seguido, aseveró sentir "vergüenza de que hasta el propio oficialismo" acompañe los superpoderes "cuando el Ejecutivo cuenta con una mayoría abrumadora en el Cuerpo con 18 de los 24 concejales" y resaltó que la concesión por parte del órgano "sólo hace que pierda importancia el debate parlamentario".

"No sirve de nada todo lo que trabajamos y discutimos durante el año en las distintas sesiones si después el Intendente puede borrar con el codo todo eso disponiendo de las partidas como se le antoje", subrayó.

El cálculo de recursos realizado por la administración de Giustozzi para 2010 trepa a los 256 millones de pesos y será tratado el jueves, tras la Asamblea de Mayores Contribuyentes, donde nadie duda que se le dará sanción definitiva a la nueva ordenanza fiscal e impositiva.

El presupuesto entre sus puntos prevé un aumento del 15 por ciento para los empleados municipales, una suba de casi el 25 por ciento en el área de Salud y un incremento de 18 millones en la partida destinada al servicio de recolección de residuos.

Al respecto, Locher consideró que los aumentos en algunas áreas "son muy pequeños" mientras que en otros son "demasiados grandes, como en el caso de la basura".

"En Salud hay un incremento de cuatro millones, pero de esos dos millones y medio son para aumentos de sueldos así que es bastante ficticio. La recolección de residuos, en cambio, se lleva 18 de los 25 millones de aumento cuando aún no se sabe quién va a prestar el servicios", completó en referencia al fin del vínculo con Hesurmet, la firma encargada de la prestación hasta el 31 de enero del próximo año.

Al tiempo que sentenció: "El que termina perdiendo al final siempre es el vecino. Se incrementa el presupuesto y la mayor parte de eso va a parar a una empresa que todavía no se sabe cuál va a ser".

Comentá la nota