BROWN | CONCEJO DELIBERANTE Gómez admitió que la pérdida de concejales complicará al oficialismo

El edil del bloque del FpV analizó lo que dejaron las elecciones y el nuevo escenario que se constituirá en el Concejo de Almirante Brown ante el crecimiento en número del arco opositor. En esta línea advirtió que el oficialismo puede sentir la pérdida de su hegemonía por lo que remarcó la necesidad de "abrir más el diálogo".
"Habrá que prestar más atención cuando se pide tiempo para analizar los proyectos", indicó.

El concejal del bloque del Frente para la Victoria – Partido Justicialista José María Gómez reconoció que la perdida de representantes en el Parlamento de Almirante Brown perjudicará al oficialismo y lo obligará a "abrir más el diálogo" con los sectores de la oposición.

En el marco de una charla con este medio, el edil justicialista señaló que "es cierto que se puede complicar" la tarea del bloque a partir de "no contar con la mayoría absoluta en el Cuerpo" y recalcó que el espacio ahora deberá "cambiar en muchos aspectos".

"Habrá que prestar más atención cuando se pide tiempo para analizar los proyectos que llegan al Concejo. Antes por contar con un número tan importante quizá no se tenía tanto en cuenta, pero después de diciembre será distinto", apuntó.

En este sentido pronosticó que a partir del año próximo "habrá algunos cimbronazos" como consecuencia de ver disminuida su hegemonía y recalcó que el intendente Darío Giustozzi "deberá manejar la situación de otra manera".

"Es muy pronto para hablar de lo que puede pasar. Esperamos no tener complicaciones y que a partir del diálogo podamos trabajar de la mejor manera posible para los vecinos. No creo que haya grandes cambios, si algunos, pero todo depende también de cómo se maneje la situación desde el Ejecutivo", explicó.

A renglón seguido, el ex dirigente villaverdista indicó que los "mayores inconvenientes" estarán en los proyectos que "necesitan el apoyo de los dos tercios" del Cuerpo y cuando se "quieran tratar proyectos sobre tablas que llegan el mismo día".

"Lo importante de esto es que habrá una mayor apertura y cada uno podrá expresar sus posiciones en el recinto y, además, que la oposición ya no podrá quejarse de que no es escuchada", evaluó.

Asimismo, no descartó los "cruces de bandos" después de diciembre del oficialismo al peronismo disidente y viceversa al señalar que "actualmente no se manejan los mismos códigos de antes". "Es algo que se puede dar porque hoy ya no es lo que era y los dirigentes muchas veces piensan más en su carrera e intereses personales que en los del partido que representan", sentenció.

Y agregó respecto al peronismo que "el mayor desafío que tiene" de cara a 2011 es "mostrarse unido ante la sociedad" y dejar "las peleas a un lado".

Comentá la nota