BROWN | CONCEJO DELIBERANTE Calderón criticó el "apuro" del oficialismo

La edil justicialista de Almirante Brown se manifestó en contra de la decisión del oficialismo de agilizar el tratamiento del llamado a licitación por la basura y la reforma al reglamento interno del Concejo.
En este marco, sostuvo que el nuevo contrato por el servicio de recolección de residuos debería ser analizado por la nueva composición del Cuerpo.

La concejal por el Partido Justicialista de Almirante Brown, Eva Calderón, cuestionó ayer el "apuro" del oficialismo para tratar antes del recambio legislativo dos proyectos controvertidos como son el llamado a licitación por el servicio de recolección de residuos y una reforma al reglamento interno del Concejo Deliberante local para crear nuevos cargos políticos y facilitar el tratamiento sobre tablas de proyectos del Ejecutivo.

En diálogo con este medio, la edil señaló que en el oficialismo "todos los días sorprenden con algo nuevo" aunque también mostró su desconcierto por el apuro del sector para tratar estos expedientes, ya que remarcó que el espacio que responde al intendente Darío Giustozzi estará "en una posición casi igual" tras la asunción de los nuevos concejales que se producirá la próxima semana que viene.

Es que si bien el Frente para la Victoria-PJ perderá la absoluta mayoría con la que hoy cuenta en el recinto, aún tendrá 12 de las 24 bancas del Cuerpo a lo que le puede sumar el respaldo de alguno de sus habituales aliados.

En este sentido, estimó que el apuro en tratar el nuevo contrato por la basura puede deberse a que quizá "tengan alguna sorpresa" y en este marco criticó que aún no pudo acceder al expediente. "No tenemos en manos el proyecto y recién nos lo prometieron para mañana (por hoy)", agregó.

En la última sesión ordinaria, el oficialismo ingresó al Concejo el pliego de bases y condiciones del servicio de recolección de basura urbana. Ahora, casi sin análisis previo se busca su aprobación pese a que el vínculo con la actual prestadora del servicio (Hesurmet) vence recién el 31 de enero del año próximo.

"Lo bueno sería tratarlo en enero con otros tiempos. Pero bueno, esto no sé si tiene que ver con el nuevo organigrama o si se van a tomar el mes de receso", indicó la concejal justicialista al respecto.

El otro proyecto polémico que pretende tratar el oficialismo en la sesión que se llevará a cabo el lunes, según confirmó Calderón, es una reforma del reglamento interno del Concejo que entre otras modificaciones, prevé el desdoblamiento de la secretaría del Cuerpo en un área legislativa y otra administrativa, con sus respectivos titulares; la creación de dos direcciones, que en principio brindarían asesoramiento a los ediles (una contable y otra legal); y el cambio del lapso del mandato del presidente del Concejo de uno a dos años, con lo cual el oficialismo se aseguraría el manejo del Deliberativo hasta 2011.

Sin embargo, la modificación más resistida es la que permitiría tratar más de tres expedientes sobre tablas en una sesión con el beneplácito de apenas la mayoría simple del Cuerpo.

"No es bueno que venga un proyecto y porque hay una necesidad de urgencia se lo saque en el momento sin ni siquiera leerlo. No hace a la prolijidad de la tarea de los ediles", recalcó Calderón.

Comentá la nota