BROWN | CONCEJO DELIBERANTE Aprobaron una prórroga de 30 días para presentar el presupuesto 2009

En la sesión ordinaria de ayer, el Concejo Deliberante de Almirante Brown aprobó, gracias a la amplia mayoría con la que cuenta el bloque del Frente para la Victoria-PJ, una prórroga de 30 días al Departamento Ejecutivo para que presente el presupuesto municipal del próximo año. Además, se volvieron a producir duros cruces entre el oficialismo y la oposición por la situación sanitaria del distrito.

El Concejo Deliberante de Almirante Brown aprobó en la sesión ordinaria de ayer una prórroga de 30 días al Departamento Ejecutivo que encabeza el intendente Darío Giustozzi, para que presente en la Legislatura el presupuesto 2009. Además, también se mandaron al archivo varias iniciativas de la oposición referidas a la situación sanitaria del distrito.

En la jornada legislativa de ayer, nuevamente se produjeron los habituales cruces entre el oficialismo y la oposición. En esta oportunidad, los cuestionamientos de las bancadas del PJ, PRO y Coalición Cívica se centraron en la falta de respuestas satisfactorias de la administración municipal en áreas sensibles para la población como son Salud y Seguridad.

En este contexto, como principal argumento, los concejales opositores advirtieron sobre la negativa del Jefe comunal a presentar el cálculo de recursos en “el tiempo y la forma en que lo exige la ley”, a la supuesta “especulación” escondida detrás de esa decisión.

En relación con este tema, la edil del ARI-C.C Florencia Retamoso fue una de las más duras contra Giustozzi y sin rodeos lo tildó de “incapaz”.

“Una persona que se candidateó para intendente y no puede por sus medios ni a través de sus funcionarios armar un presupuesto en tiempo y forma, deja mucho que desear. Sino está capacitado para eso no lo está para nada”, tiró la concejal durante su exposición en el recinto.

Además, advirtió que su espacio no avalaría “de ningún modo una especulación” que está estrechamente ligada a la “incapacidad para gestionar y proyectar” del Ejecutivo comunal.

En consonancia con su compañera de bancada, Miriam Locher, acusó al Intendente de “especular con una recaudación” que, según remarcó, “está determinada por la intimidación a los vecinos”.

“Parece que como no tienen claro aún cómo van a intimar a los vecinos, cómo van a amenazarlo con las tasas, no quieren armar el presupuesto todavía”, aseveró la concejal de la fuerza comanda por Elisa Carrió.

La justificación del oficialismo, expresada por el jefe de bancada, Eduardo Fabiani, giró en torno a la “confusa situación internacional” propiciada por la caída de los mercados internaciones, y la consecuente “onda expansiva” que estos podrían traer aparejada para la Argentina.

El argumento, aunque verosímil, no alcanzó para convencer al resto de los bloques opositores que tampoco avalaron su aprobación.

Respecto a los temas de salud y seguridad, desde el PRO, Miriam Niveyro, le exigió respuestas (con una acusación directa al Coordinador de Gabinete, Jorge Herrero Pons) a la Secretaría de Salud sobre las deficiencias en la prestación del servicio de ambulancias en el distrito.

Según explicó la edil, la interpelación fue motivada por un hecho que puso en riesgo de muerte la vida de una persona.

“Por una decisión de este señor Herrero Pons de reducir presupuesto, una mujer con una enfermedad terminal que sufría hemorragias no pudo ser trasladada a un hospital de Lomas de Zamora, pese a que la gravedad de la situación exigía un traslado instantáneo”, acusó la representante macrista.

Y agregó: “Estoy convencida de que esto no es contra nadie y que es necesario tener respuestas sobre el tema porque es algo que nos involucra a todos. Como van a pedirnos después que presentemos proyectos si no nos responden a los pedidos que hacemos”.

En este contexto, Locher recordó que “Giustozzi planteó como un eje de campaña mejorar la salud” pero que, “sin embargo, la situación sigue siendo calamitosa dado que el distrito aún tiene apenas la mitad de las unidades sanitarias que debería tener”.

Y recordó, en consonancia con un proyecto presentado por el bloque que solicitaba una transferencia de fondos para el área, que “el actual presupuesto de Salud es insuficiente” y que por ese motivo se necesitan “nuevos recursos”.

El debate en torno a la seguridad lo abrió una iniciativa de las concejales del PJ, que fue rechazada, a través de la cual proponían adherir, en una “muestra de solidaridad” con los concejales locales, a la emergencia declarada en San Isidro.

En este punto el concejal Mario Fuertes, tras reiterar su sintonía con el vecinalismo que conduce Gustavo Posse, aprovechó para recordarle su origen a Adriana Reja y con ironía advirtió la sorpresa que le generó “la evolución” de las ediles. “Es raro que ahora se pronuncie a favor de la seguridad el bloque villaverdista cuando nunca escuche que lo hiciera al respecto mientras estuvieron en el gobierno”, disparó.

La respuesta no se hizo esperar y llegó de boca de Eva Calderón. “Fuentes no debería agredir porque este es un tema que nos involucra a todos y vas más allá de lo que pasa en San Isidro”, enfatizó la edil.

Comentá la nota