BROWN | LA ASOCIACIÓN EMAUS COLABORA Una Escuela Técnica necesita ayuda para terminar su nuevo edificio

Gracias a los aportes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la asociación civil Emaus de Burzaco comenzó la construcción del nuevo edificio de la Escuela Técnica de Ministro Rivadavia, pero necesita ayuda económica para terminar las obras. Allí asisten más de 500 alumnos que buscan una salida laboral a través del aprendizaje de alguna carrera u oficio. "Nuestro trabajo es ayudar a los que menos tienen y ahora necesitamos la colaboración para seguir adelante con nuestro proyecto", señaló Lucila Cayetano, una de las voluntarias de la asociación.

La asociación civil Emaus de Burzaco en Almirante Brown comenzó la construcción de nuevo edificio de la Escuela Técnica de Ministro Rivadavia, situada en la esquina de Páez y Magaldi, pero a pesar de la colaboración de los vecinos necesita una ayuda económica para terminar la obra. Además, desde allí piden a las empresas de la región que contraten a los alumnos para que realicen sus primeras pasantías.

La asociación civil Emaus trabaja en Burzaco desde 1956. Allí se reacondiciona todo lo que llega y se vende para sostener a tres entidades de bien público: la Casa del Niño, la Comunidad de Vida Hombres en situación de calle, y la Escuela Técnica de Ministro Rivadavia.

Por el aumento de la cantidad de alumnos que se anotan año tras año y ante el deterioro del viejo edificio, que tiene más de 100 años, la Comisión Directiva de Emaus se vio obligada a construir una nueva escuela.

Gracias a los aportes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el pasado 10 de junio Emaus pudo comenzar a construir el nuevo edificio. Pero, aseguran, "aún queda mucho por hacer".

"En un primer momento se intenta ampliar tres aulas-talleres y una preceptoría. Pero la escuela necesita diez aulas por la cantidad de jóvenes y adultos que asisten a diario. También se necesitan más baños y herramientas", explicó la voluntaria de Emaus Lucila Cayetano a Info Región.

Otra de las formas de colaborar con la organización es apadrinando y patrocinando a la escuela dado que, desde diciembre de 2001, el colegio técnico está incorporado al régimen de Crédito Fiscal de la provincia de Buenos Aires.

"Muchas empresas pueden ayudarnos y apelamos a la voluntad de ellas. Pero también son bienvenidas las donaciones de todo tipo: computadoras, herramientas, muebles", señaló la voluntaria.

En la escuela se dicta la carrera de maestro mayor de obras y cursos de formación de operarios que comprenden las áreas de electricidad, gas, plomería, herrería, mecánica, carpintería, informática, peluquería y costura.

"Nuestro trabajo es ayudar a los que menos tienen y ahora necesitamos la colaboración para seguir adelante con nuestro proyecto", remarcó Cayetano.

El barrio Ministro Rivadavia es la zona más baja de Almirante Brown, y también la más humilde. Las necesidades de quienes viven allí obligaron a la asociación a ocuparse de situaciones cada vez más complejas.

Emaús fue fundado en Francia después de la Primera Guerra Mundial. Está presente en 35 países y Emaús Burzaco trabaja desde 1956. En la trapería, hombres sin hogar reciclan las donaciones que reciben (muebles, computadoras, electrodomésticos, juguetes), así como en las dos roperías, en Burzaco y en Glew, se hace una selección de la ropa donada. Todo se vende para sostener la casa y la escuela técnica, que brinda enseñanza gratuita a jóvenes y adultos.

Quienes estén interesados en conocer la obra de la asociación o quieran colaborar pueden dirigirse a Magaldi y Paez en Ministro Rivadavia o se pueden comunicar al teléfono 4279-0048.

Comentá la nota