Brote higiénico en la campaña neuquina

Después de la acusación formulada por Recrear sobre la suciedad de la campaña electoral, hubo dos agrupaciones que comenzaron a despegar lo que habían pegado: primero fue Libres del Sur, y ahora UNE.
Parece que el tema de la "campaña sucia" que condenó el concejal de Recrear, Leandro López, pegó fuerte en Neuquén, y ya hay dos partidos que se dedican en agosto a limpiar lo que habían ensuciado en julio.

López, al destacar que su agrupación no pensaba realizar ninguna pegatina, y al mismo tiempo acusar al resto de los partidos políticos, especialmente el oficialismo, de haber ensuciado la ciudad y hasta los monumentos históricos, provocó al fin una conmoción higiénica.

Primero reaccionó la concejala de Libres del Sur, Mercedes Lamarca, quien movió a sus militantes para rápidamente limpiar el "kiosco" histórico que ornamenta uno de los boulevares neuquino, que había sido tapado totalmente por el multiplicado rostro de la candidata.

Ahora le tocó el turno al UNE de Mariano Mansilla. Esta agrupación salió a despegar afiches y avisó que se limitará a pegar carteles solo en los lugares habilitados.

El MPN no ha pegado gran cosa: quedan los afiches de la campaña interna pasada. Y el gran deudor en cuanto a limpieza es nada menos que la lista oficialista promovida en por los candidatos del intendente Martín Farizano: se verá si Darío Martínez y Marta Búffolo, incansables caminantes, despegan o no los miles de afiches que han adherido a todo aquello que permaneciera más o menos quieto en la capital neuquina.

Comentá la nota