El brote de la enfermedad obliga a inmunizar a niños menores de 1 año.

El Ministerio de Salud de la vecina provincia, a través del subsecretario Carlos Báez, reconoció la necesidad de vacunar contra la fiebre amarilla a niños desde los 9 meses.
El funcionario aclaró que esta medida se toma en casos de brote de la enfermedad, situación que se da en Misiones y recordó que la obligatoriedad de la vacunación podría darse desde los 6 meses, cuando se verifique una epidemia. En esas situaciones se evalúa imprescindible la inmunización.

El Subsecretario de Salud explicó que las vacunas, que utilizan “virus vivos atenuados conllevan la posibilidad de producir efectos adversos en la persona que se vacuna, por eso la recomendación internacional plantea ese escalonamiento en cuanto a la edad mínima para recibir esta vacuna”. Recordó que en Posadas y todo el departamento Capital ya se aplicaron 72 mil dosis, aunque reconoció que habrá que insistir con la franja que no se ha aplicado la vacuna todavía. “Nos preocupa la gente que no se vacunó y por eso vamos a insistir para llegar al 100 por ciento. Si sobrepasamos el 90 ya estaríamos en los estándares internacionales recomendados”, sostuvo.

Comentá la nota