Bronca ruralista tras una marcha de 11 días hasta Luján

Al concluir una peregrinación de 400 kilómetros, la Mesa de Enlace prometió continuar dando "pelea" mientras "siga habiendo pibes que se mueren de hambre".
La Mesa de Enlace Rural encabezó ayer un acto frente a la Basílica de Luján, para coronar la peregrinación de un grupo de productores que recorrieron a pie más de 400 kilómetros bajo el lema "por la paz de la patria y el campo", en el cual advirtieron que el sector "seguirá marchando hasta que haya producción y crecimiento en serio".

"Nuestra pelea es por una Argentina para todos. Vamos a seguir marchando hasta conseguir que en el país del pan y la carne no siga habiendo pibes que se mueren de hambre", disparó el titular de Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, ante un nutrido grupo de dirigentes opositores.

La marcha se desarrolló en medio de una renovada tensión entre el campo y el gobierno, ante la falta de medidas concretas a los viejos reclamos del sector, tras la ronda de reuniones que mantuvieron técnicos de la Mesa de Enlace con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y que por ahora están congeladas.

Buzzi subrayó: "Hoy llegamos a Luján demostrando que la pelea de nuestro sector iba más allá de la lucha contra la 125 y las retenciones. Porque hace casi dos años, en cada cruce de ruta se nos decía 'No aflojen', y acá estamos. No hemos aflojado".

El dirigente remarcó el "coraje" de los peregrinos al afirmar que pusieron "los testículos" en post de un nuevo proyecto de país. "Haber sentido junto a ellos el cansancio y el dolor de las piernas, pero sentir también que el sacrificio vale la pena. Reconozcamos a estos cuatro héroes de Villegas, que pusieron lo que hay que poner, caminando con fe, dando un ejemplo para toda la nación. Representando a miles de héroes anónimos, que en cada pueblo se sienten parte de la pelea por un nuevo proyecto de país", resaltó.

La caminata partió el 21 de octubre pasado desde la localidad bonaerense de General Villegas, y fue una iniciativa organizada por los hermanos Francisco y Pablo Balbiani, Mauro Traverso y Horacio Pugnaloni (de Federación Agraria Argentina) con el objetivo de hacer un "acto de fe" y pedir a la Virgen "por la paz, la armonía social" y para "que se solucione el conflicto" con ese sector.

Los peregrinos recorrieron entre 35 y 40 kilómetros por día, portando una imagen de la Virgen que pertenece a un productor de Tejedor, y que fue la misma que ya los acompañó en Rosario, y en la manifestación que se hizo en Palermo el año pasado, en el monumento a los Españoles, a la espera del resultado de la votación en el Senado de la polémica resolución 125.

Los miembros de la Mesa de Enlace se sumaron a los chacareros, en distintas etapas de la peregrinación, e incluso el domingo pasado también se acercó sorpresivamente a la marcha el ministro Domínguez para manifestarles que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner estaba conmovida con la iniciativa.

Por su parte, el titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, remarcó que "estos peregrinos atravesaron todo tipo de obstáculos para estar hoy acá", en referencia al frío y la lluvia que debieron afrontar los caminantes en los últimos dos días.

A continuación, agregó : "Y así como su camino fue largo pero pudieron llegar a la meta, el campo argentino también cumplirá sus objetivos, que son ni más ni menos que la producción, el trabajo y la generación de bienestar para todos los argentinos".

A su turno, Llambías subrayó que "queremos un país con crecimiento, desarrollo y justicia social" y dijo tener "fe en el futuro, porque entre todos podemos".

Posteriormente, los representantes de la dirigencia agraria y los peregrinos participaron de un oficio religioso en la Basílica.

Comentá la nota