Bronca entre empleados municipales: "Nos tienen con mentira tras mentira"

Un grupo de trabajadores municipales, con el aval del sindicato que los agrupa, expuso ayer toda su bronca por la decisión unilateral del intendente Francisco Torroba de descontar parte de los adicionales que venían recibiendo.
"Nos tienen con mentira tras mentira", se quejó el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), Gustavo Montiel.

Una asamblea en el hall municipal puso en evidencia el descontento de algunos de los empleados del municipio, que ahora reciben adicionales sólo hasta un 30%, y no hasta el 50% como era normal. Dispusieron hacer aplaudidas todos los días desde las 11 horas, al menos hasta el próximo viernes, en que habrá otra asamblea para analizar una hipotética respuesta oficial. El intendente Torroba justificó la medida aludiendo a la crisis de la comuna y a que los sueldos afectados son los más altos (ver página ).

Montiel dijo que "la gente está muy disconforme, se lo hicimos saber al intendente, porque generalmente esos adicionales son para gente que tiene funciones como jefe de despacho, por ejemplo. Pedimos que se mantuviera el porcentaje hasta que se haga la jerarquización como corresponde".

Los adicionales -apuntó el dirigente- se pagan por mayor responsabilidad, o manejo de dinero, o riesgo físico o trabajo insalubre. El recorte del adicional afectó a unas 200 personas: en algunos casos es el 5%, en otros el 10% o el 15%. Se hizo desde el 1 de agosto.

"Desde la Intendencia dictaron una resolución sin avisar a nadie. Nosotros tuvimos una reunión con los concejales, porque él (Torroba) había dicho que se ahorraba un millón anual, se ahorraban 90.000 pesos al mes. Nos dijo del ahorro de dinero, pero en la resolución hace referencia a la escasa ayuda de la Provincia... Nosotros lo que pedimos era que mantuviera los adicionales hasta que se formalice la jerarquización, que se hará recién el año que viene, porque está muy ’verde’", dijo Montiel a "Plan B".

Esos adicionales se venían pagando desde hace varios años, desde la época en que el intendente era Néstor Alcala. Por eso el gremio interpreta que se trata de "un descuento de salario, que es en promedio de unos 200 pesos".

La bronca

"Hay bronca, porque hay lugares clave. Siempre dijimos que queremos acompañar la gestión pero venimos con mentira tras mentira, nos pasó con los aumentos, con este adicional el intendente había dicho que iba a dejar a algunos empleados con el 50% porque entendía que era así y ahora nos encontramos con que han recortado todos los adicionales", lamentó Montiel.

Insistió en que "hay trabajos que se hacen en lugares en condiciones deplorables. No queremos ser siempre la variable de ajuste, el intendente habla de que hay un exceso de personal y nos gustaría saber si no hay también un exceso de funcionarios del Ejecutivo. Porque en esta gestión se ha creado una nueva Secretaría... Los platos los pagamos nosotros, tras que los sueldos son bajos recibimos recortes. A lo mejor si había que hacer recortes se podría haber hecho en las horas extras, incluso lo charlamos con los concejales de los dos bloques".

- ¿Usted coincide en que hay demasiados empleados municipales?

- Es contradictorio, porque por un lado (Torroba) dice que faltan empleados... El otro día decía que faltaban 60 empleados en Tránsito y por otro lado dice que no... Con la distribución que tenemos, está bien la Municipalidad, lo que pasa es que hay que ver dónde están los empleados...

- ¿Hay ñoquis?

- Ah, eso no te sabría decir... Ese comentario nunca me ha llegado. Cuando se hizo el ingreso a planta permanente, lo que pedíamos era hacerlo de acuerdo a la Ley 643. Siempre fue la postura del gremio. Pero que haya ñoquis en este momento, no sé decir... Porque los que están han sido nombrados y tienen que cumplir un horario.

Comentá la nota