Bronca en la cola de Edesur.

Bronca en la cola de Edesur.

Todos los dias, desde mediados de enero, cientos de vecinos llegan a Edesur Florencio Varela en búsqueda de respuestas por los aumentos de las tarifas. Se van con mucha bronca. Hay que pagar o pagar. No hay organismo oficial que asesore a los usuarios. Quejas por el Fondo de Santa Cruz, que recauda varios miles de pesos para una provincia más chica que Varela.

Al tiempo que el secretario general del gremio de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, aseguró que el cambio tarifario alcanza al 8% de los usuarios y advirtió que la luz "no puede ser subsidiada toda la vida, para más adelante manifestar que si no quieren ser alcanzados por los aumentos los usuarios deben consumir menos, en la puerta de Edesur Varela la gente arde de bronca cuando ve que las luces de la vereda están encendidas a las 11 de la mañana y las facturas que tienen en sus manos suman aumentos de entre el 100 y 300%.

Ayer los ediles de la oposición presentaron un proyecto de rechazo al aumento generalizado. Alguien recomendó una silla para que los concejales se sienten a esperar la medida. “Jamás lo van a hacer porque hay que respetar la orden de arriba, del gobierno nacional”, se dijo en la cola de Edesur.

En ese mismo tren la gente de Varela reclama por no poder pagar las facturas que ha recibido. La gente se queja, se pone mal, se enoja con los empleados, descarga su frustración con cualquiera. El costo de la medida, puede tener impensadas derivaciones.

Ayer se esperaba una manifestación de vecinos del barrio de Casas K de Zeballos por el incremento de las tarifas. “Mi primo, que vive en una casita K de Zeballos, recibió una facturas de 250 pesos cuando pagaba 90 pesos cada dos meses. A mi me mandaron una factura igual. Me vengo a quejar, a ver que me dicen; manifestó Eduardo, de Mayol, a este diario.

La oficina comercial de la avenida San Martín, en la zona del Monumento a la Bandera, no daba abasto para aglutinar en su interior a tanta gente. La cola tenía más de 50 metros. El color era sofocante y algunas mujeres sufrieron los efectos. No hubo aquejadas con lipotimia, pero mucho no faltó. Todos con el mismo humor. Todos.

Juan Manuel, de la zona de Las Esmeralda abrió el fuego que hizo calentar más a la gente. El hombre disparó su misil al decir: “La factura de la luz aumentó porque le sacaron a Edesur los subsidios que les estaban dando. Esta bien, que paguen los que más gastan pero no es justo que todos los clientes paguemos el fondo provincial de San Cruz. ¿Por qué tenemos que ayudar a Santa Cruz? ¿Qué nos da a cambio? Esto si que es un robo. Hay que ver la plata que juntan por mes para Santa Cruz, que son menos de la mitad de los que vivimos en Varela”

La reflexión del vecino llevó al reacción de varios usuarios que buscaban en sus facturas ver el monto que deberían abonar en concepto de fondo de asistencia a la tierra del matrimonio presidencial.

“Las tarifas han aumentado porquen no se puede subsidiar toda la vida la eléctricidad" dijo hace unos dias el sindicalsta Oscar Lescano, de Luz y Fuerza, quien informó que los subsidios al sector "ya alcanzaron los 15.000 millones de pesos".

Las declaraciones las realizó tras conocerse el fallo judicial que ordenó a las empresas Edenor, Edesur y Edelap, prestatarias del servicio eléctrico en el área metropolitana y platense, no cortar la luz a los usuarios que no paguen las boletas recibidas con los aumentos tarifarios.

La medida la tomó el Juzgado Contencioso Administrativo número 9, a cargo de la Alicia de Negre, hasta tanto no se resuelva el pedido de suspensión de los aumentos reclamado por vía judicial por la Defensoría del Pueblo de la Nación.

Lescano dijo a Télam: "Como secretario del gremio de Luz y Fuerza opino que la suba alcanza a los pudientes", a quienes les recomendó que si no quieren ser alcanzados por los aumentos "consuman menos, que es posible hacerlo".

"Acá no es cuestión de afectar a los que no pueden pagar la luz, sino que sólo está comprendido apenas el 8% de los 6,5 millones de usuarios y alcanza a los que más consumen", explicó Lescano.

"Por eso el pedido de (el Defensor del Pueblo, Eduardo) Mondino es equivocado", respondió Lescano, porque consideró que "es justo que paguen más los mayores consumidores".

Las quejas, puertas adentro de Edesur, quejban registradas. Algunos vecinos accedian a pagar. Otros se iban más que desorientados. Buscaban saber si en Varela hay alguna defensoría que los pudiera ayudar. Por lo pronto la Oficina Municipal de Información al Consumidor, nada ha dicho. Nada se sabe. La gente debe pagar. Como mudo testigo las luces estaban encendidas y un medidor de la propio oficina comerial lucía un incongruente cartel: “Peligro, electricidad, en reparación”

Si Edesur no puede reparar esto...

Comentá la nota