Bromatología secuestró medicamentos "truchos" en la zona del mercadito

El director de Bromatología de la Municipalidad, Guillermo Romero, informó que inspectores de dicho organismo procedieron al secuestro de medicamentos de venta prohibida y de dudosa procedencia, en un operativo realizado en la zona del mercadito paraguayo.
"En el marco de los controles relativos al correcto uso del espacio público, en este caso inspeccionando la venta de productos adecuados y tratando de evitar el comercio ilegal, lo que en ocasiones nos obliga a tomar medidas que pueden terminar en el decomiso de los productos que se expenden", señaló el funcionario.

Precisó que "en recientes inspecciones realizadas en la zona del denominado mercadito paraguayo, se procedió a incautar mercadería, específicamente medicamentos, todos de venta prohibida en la en la vía pública y de procedencia ilegal".

En tal sentido, exhortó a la comunidad para que "se abstenga de adquirir estos productos de dudosa naturaleza y sin las condiciones correspondientes para su conservación. Uno de los objetivos de la Comuna es bregar por al salud de los vecinos, y prevenir el uso de estos medicamentos que se venden de manera ilegal en la vía pública", especificó.

"Por otro lado –agregó el funcionario– continuamos con las tareas diarias relacionadas con los controles alimentarios, actividad que llevamos a cabo con equipos conformados por personal de la dirección. En el marco de estos controles, en conjunto con la Subsecretaría de Recursos, Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental y la Dirección de Registro, Control y Fiscalización, recientemente se ha secuestrado de un local de ventas de comida animales silvestres y pescados que tenían para la elaboración de alimentos", comentó. "Toda la mercadería fue incautada por ser comercializada fuera de temporada, en el caso de los pescados, y en general por no estar conservada en las condiciones correspondientes", apuntó.

"En tal sentido, siempre hacemos hincapié en el estado en que se almacenan, en especial los productos sensibles que se pueden descomponer con la ruptura de la cadena del frío", aclaró Romero. "Asimismo, verificamos su transporte dentro de la ciudad, y la distribución a los distintos lugares de venta, porque en ocasiones hemos observado que al llegar a destino los alimentos son descuidados y pierden la cadena de frío. Para evitar esto, estamos concientizando para advertir que una situación semejante puede poner en riesgo la salud de los consumidores, y puede ocasionar efectos muy graves".

"Aquí cabe destacar que el tema del control se facilitaría mucho más si interviniéramos todos los consumidores, con su apoyo y con sus aportes, a fin de evitar un mal a toda la comunidad; es por ello que hacemos este llamado a los vecinos para que nos comuniquen cualquier situación en la que hayan sido vulnerados sus derechos. Por otro lado está también el comerciante, que debe entender que tiene una corresponsabilidad con lo que vende, porque él está obligado a expender productos genuinos y de calidad, que no afecten o dañen, y no hacer un engaño comercial al vecino", finalizó el funcionario.

Comentá la nota