Bromatología intensificó las inspecciones sobre los alimentos que necesitan frío para su mantenimiento

A través de una nueva planificación, el área a cargo de Severo Vila ha iniciado una nueva etapa de los controles de los productos congelados o que requieren de baja temperatura para su conservación. Los agentes de esta dependencia hacen hincapié en lácteos y carnes pero no descuidan otros artículos.
DE LA REDACCION. A raíz de las altas temperaturas registradas en estos días, la Dirección de Veterinaria y Bromatología del Municipio ha determinado intensificar los controles sobre los alimentos que se comercializan en nuestra ciudad a tal punto que todos los operativos que comúnmente se concretan están siendo más periódicos. “Sabemos que en esta época del año pueden existir mayores inconvenientes con los alimentos que necesitan de heladeras y por tal motivo empezamos a trabajar de manera diferente en los negocios del rubro alimentario”, le explicó en la tarde de ayer el director de esta dependencia, Severo Vila.

- Más allá de los operativos planificados en los comercios de la ciudad y el Partido ¿siguen con las verificaciones en el puesto de control?

- Alrededor de cuarenta vehículos pasan diariamente por nuestra oficina con motivo de la reglamentación que existe para proveedores que ingresan con mercaderías a nuestra ciudad; desde vacunos hasta pescados de mar arriban a los comercios locales pero además es constante la llegada de productos tales como fiambres, embutidos o lácteos que son adquiridos por los propietarios de negocios de Pergamino”, sostuvo el doctor Severo Vila, director de esta dependencia municipal en diálogo con el Diario.

- ¿En qué condiciones llegan generalmente todos los artículos del rubro alimentario que entran a Pergamino?

- Generalmente no existen mayores problemas porque los transportistas saben las normas de cada municipio; es poco común encontrar anormalidades debido a las modernas maquinarias que se utilizan para el envasado de alimentos. Pero nosotros también controlamos el estado del vehículo de la misma forma en que observamos las fechas de vencimiento, el mantenimiento de la cadena de frío y otras cuestiones básicas que hacen a la conservación. En lo que respecta a la temperatura, es fundamental que se respeten las reglas porque si no de inmediato decomisamos los productos que pasan a la órbita del Tribunal de Faltas.

- ¿Hay anormalidades en las inspecciones a los locales o están en el marco de las legislaciones vigentes en la provincia de Buenos Aires?

- Los trabajos en los comercios alimenticios están dentro de la rutina y las exigencias sanitarias, cuestión que los dueños saben perfectamente; las materias primas son verificadas detalladamente porque ahí puede haber problemas pero en Pergamino, con tantos controles, las cosas funcionan normalmente. Los frigoríficos que elaboran productos antes de fabricar pasan por la cabina para se les otorgue el sello que los habilite entonces, cuando va el personal, gran parte de la tarea está realizada.

Secuestros permanentes

“Realmente estamos en condiciones se afirmar que desarrollamos un promedio importante de secuestros en negocios de Pergamino y se debe a la constante presencia del cuerpo de inspectores de nuestra dependencia”, remarcó Vila y confirmó que “mucha mercadería que es retirada de las góndolas o heladeras se encuentra a la espera de la resolución del Tribunal de Faltas del Municipio que deberá dar la orden para decomisarla”.

- ¿Cuáles son los problemas más comunes que se presentan en el momento de inspeccionar?

- La adulteración de la fecha de vencimiento; la falta de cuidado en la cadena de frío y otras cuestiones vinculadas con el mantenimiento de los alimentos motivan el secuestro. Además hay que tener mucho cuidado con alimentos tales como hamburguesas congeladas que pueden llegar a ser comercializadas sin rótulos y esto determina que la procedencia de las mismas es dudosa en este punto.

Denuncias de vecinos

Asimismo, el responsable de la Dirección de Bromatología remarcó que “las denuncias de los consumidores son fundamentales para que se lleven a cabo los controles en forma constante; la gente siempre se encuentra comprando alimentos y conocer los motivos principales que pueden ocasionar problemas, a esto apuntamos cuando pedimos que nos llamen”, sostuvo el funcionario del Municipio local. No obstante manifestó que “los agentes de nuestra dependencia están en las calles, van a todos los barrios y localidades del Partido porque hay un cronograma de operativos que se respeta para que sean efectivas las tareas del área”, reconoció Severo Vila.

- ¿Creció el número de denuncias por haber encontrado alimentos fuera de las normativas?

- Afortunadamente los vecinos entendieron nuestro mensaje y cuando sucede algo nos llaman inmediatamente; las oficinas también reciben a muchas personas que se presentan espontáneamente y nos dejan la dirección del negocio donde observaron anormalidades con alimentos.

Medidas higiénicas

Desde la Dirección se reiteraron las medidas básicas de higiene que la población debe tener en cuenta, a efectos de prevenir enfermedades transmitidas por la manipulación de los alimentos: lavarse las manos con frecuencia, especialmente después de ir al baño; emplear agua potable en todas las etapas y procedimientos de la cadena alimentaria. Si es de dudosa calidad, agregar dos gotas de lavandina concentrada por litro de agua y esperar 30 minutos antes de consumirla. Un método alternativo es hervirla durante 2 ó 3 minutos. Mantener una higiene escrupulosa en el lugar donde se preparan o manipulan alimentos; evitar el consumo de leche, derivados lácteos y jugos de fruta que no estén pasteurizados.

No se deben colocar alimentos cocidos sobre mesadas o lugares donde se ubicaron antes alimentos crudos y tampoco se puede utilizar para trozar alimentos cocidos aquellos elementos que fueron empleados para trozar los crudos, sin lavarlos previamente. Los alimentos que luego de su preparación no se cocinan ni consumen de inmediato deben mantenerse en frío a fin de evitar el crecimiento microbiano.

En heladerías

No obstante el director de Veterinaria y Bromatología del Municipio le explicó al Diario que “también se hacen inspecciones en todas las heladerías que funcionan en esta época del año; los inspectores todos los años recorren estos comercios a mediados de este mes y después la presencia de los agentes es permanente porque consideramos que este tipo de negocios tiene que cumplir las normativas teniendo en cuenta que los productos que venden son constantemente manipulables”, dijo Severo Vila mientras mostraba unas planillas donde figuran datos relacionados con estos locales habilitados en Pergamino. “Más allá de las heladerías que inspeccionamos se hace un control estricto en los vehículos que distribuyen helados industrializados en la ciudad y acá la cadena de frío es fundamental para que la mercadería no sufra ningún tipo de anormalidades; en anteriores temporadas tuvimos que secuestrar varios kilogramos de estos artículos porque ingresaban a la ciudad con temperaturas mayores a las permitidas por la legislación vigente”, manifestó Vila.

Comentá la nota