Bromatología hace procedimientos, pero no dice dónde

San Luis (Pelr) 17-03-09 Nuevamente la municipalidad de San Luis retacea información en relación a los procedimientos que realiza Bromatología. En el último parte distribuido electrónicamente, se informa que "durante el fin de semana fueron decomisados pollos pertenecientes a un supermercado de la ciudad. “Se encontraban próximos a ser asados al spiedo”, aseguró Piola".
También se refiere a otros procedimientos que se realizaron en la capital puntana y da direcciones aproximadas sin brindar precisiones.

Es necesario que la población sepa, con todos los detalles, quién o quienes infringen la ley y ponen en riesgo la salud de sus habitantes, al venderles productos en mal estado, o como en el caso que se apunta, le facilitan el acceso al alcohol a los menores, cosa que también está prohibido.

Sino, es el propio municipio el que incurre en un encubrimiento de los infractores, al negarle la posibilidad a los ciudadanos de elegir -con la información en la mano- al comerciante honesto que no le vende mercadería podrida.

La información distribuída, refiriéndose a los procedimientos, señala textualmente: Hugo Piola, Director General de Bromatología, anunció que como resultado de los operativos realizados durante el fin de semana, fueron detectados 2 kioscos, un mercadito y una despensa vendiendo bebidas alcohólicas fuera de los horarios establecidos y a menores de edad.

Según precisó el funcionario, los locales se encuentran ubicados en las avenidas Centenario y Del Fundador, y en las calles Aviador Origone y Constitución.

En rigor de verdad, el funcionario no precisó nada, ya que en toda la extensión de las calles citadas debe haber innumerable cantidad de negocios, con lo que también perjudica a todos aquellos que cumplen con la ley y se encuentran ubicados sobre esas arterias.

“Lamentablemente y a pesar de las permanentes campañas y advertencias acerca de la peligrosidad social que encierra la venta de alcohol fuera de los horarios permitidos y con el agravante del expendio a menores de edad, todos los fines de semana nos encontramos con novedades como estas. A veces en el afán de vender a toda costa los comerciantes no miden las consecuencias que derivan del consumo desmedido del alcohol”, destacó Piola. Pero se guarda el nombre y la ubicación exacta de dónde sucedieron los hechos.

Fiestas estudiantiles

A propósito de las tradicionales fiestas estudiantiles para recaudar dinero, el funcionario indicó que ya comenzaron con algunos inconvenientes debido a la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas. “Curiosamente muchas veces son los padres los que insisten en vender alcohol”, señaló.

Decomiso de pollos

En otro orden de cosas el funcionario señaló que también durante el fin de semana fueron decomisados pollos pertenecientes a un supermercado de la ciudad. “Se encontraban próximos a ser asados al spiedo”, aseguró Piola. ”Siempre les recomendamos a los comerciantes que guarden las bolsas y las cajas de los envases y también los menudos de los pollos con el fin de controlar el estado de los que ya están asados”, explicó.

Helados fuera de la venta

El titular de Bromatología indicó que a consecuencia de la interrupción de la cadena de frío, fueron sacados de la venta los helados de una conocida heladería de la ciudad. En este sentido aclaró que los productos no fueron decomisados sino enviados nuevamente a la fábrica para la constatación de su estado.

Nuevamente la misma actitud "protectora"; si es una "conocida heladería de la ciudad", significa que allí concurre mucha gente que corre riesgo de contraer alguna enfermedad por la irresponsabilidad del comerciante. Todos tenemos derecho a saber de qué se trata.

Comentá la nota