Bromatología decomisó más de 500 kilos de mercadería.

Los alimentos fueron retirados y destruídos por no cumplir con los niveles de temperatura correspondiente.
En el marco de los controles sanitarios de rutina realizados en comercios de rubro alimenticios, se procedió a decomisar 550 kilos de alimentos, en un supermercado con carnicería.

Los alimentos decomisados son leche, yogurt, manteca, queso pasta blanda, pastas, fiambre y salchichas. El retiro y la posterior destrucción de los alimentos se debe a que los mismo no se encontraban en la temperatura máxima permitida de 8º, ya que temperatura detectada en las heladeras variaban entre 12º y 18º grados centígrados, dando cumplimiento con lo normalizado en la Ordenanza Nº 3027/06.

Desde Inspección Sanitaria y Bromatología, se indicó que los controles se desarrollan en los siguientes rubros: carnicerías, supermercados, despensas, autoservicios, panaderías, fábrica de pastas, restaurantes, pizzerías, rotiserías y transportes de sustancias alimenticias.

Comentá la nota