Bromatología decomisó una gran cantidad de alimentos por incumplir con normas sanitarias

A través de operativos de control llevados a cabo en comercios y vía pública se logró secuestrar productos elaborados con la carne de cerdo que no contaban con los rótulos correspondientes. Además se retiró de la venta pollos enteros y trozados que también tenían problemas con la procedencia.
Varios kilogramos de pan se retuvieron porque iban en un vehículo sin habilitación para efectuar el traslado de panificados.

En el marco de los controles que desarrolla el Municipio, a través de la Dirección de Veterinaria y Bromatología, en las últimas horas se logró decomisar una gran cantidad de alimentos que no contaban con la identificación correspondiente que deben tener para ser comercializados.

Panificados

"Nosotros diariamente inspeccionamos vehículos que transportan todo tipo de productos para consumo humano y en esta oportunidad lo que se hizo fue retener varios kilogramos de pan que eran llevados en una camioneta que no tenía la habilitación oficial", informó en la tarde de ayer Severo Vila, responsable de esta dependencia municipal que está trabajando en conjunto con Inspección General. "Los agentes del área detuvieron al rodado donde iban los panificados e inmediatamente se procedió a retirar la mercadería ya que el móvil no reunía condiciones de salubridad ni estaba autorizado para circular con estos alimentos", señaló el funcionario en la entrevista con el Diario.

Carne de cerdo

Asimismo Vila agregó que "también tuvimos que secuestrar productos elaborados con carne de cerdo; desde Bromatología insistimos con las medidas preventivas para evitar el contagio de la triquinosis y por tal motivo seremos inflexibles con los derivados que no tengan rótulos ni sellos sanitarios", señaló el director de esta dependencia local mientras mostraba los documentos correspondientes al secuestro. "La llegada de los meses fríos genera las condiciones ideales para la faena casera de cerdos porque no se necesita una cámara frigorífica para preservar los alimentos como en otras épocas del año", añadió Severo Vila.

"La triquinosis es una zoonosis con amplia dispersión geográfica: de hecho, se han detectado casos en todas las regiones sanitarias de la provincia pero, por suerte, en la ciudad todavía no se denunciaron inconvenientes de este tipo", aclaró durante la nota el responsable de Veterinaria y Bromatología

- ¿Además de derivados se incautaron otro tipo de alimentos?

- Efectivamente; los agentes retiraron un lechón que está a la venta ya que tampoco tenía el sello oficial que se coloca cuando después de la faena para por nuestras oficinas. Todos los vecinos que tienen este tipo de comercios conocen perfectamente el procedimiento que deben hacer antes de ofrecer estos alimentos al público; si hacemos cumplir con unos hay que hacerlos cumplir a todos con las normativas que se encuentran vigentes en la provincia de Buenos Aires.

La prevención

Los cerdos contraen el parásito triquinella spiralis si se los alimenta con desperdicios y si conviven con ratas. Al ingresar en el organismo del animal, se aloja generalmente en los músculos del diafragma, de la masticación, de la lengua, la región lumbar, los intercostales, los párpados y en los ojos. Al consumir un alimento elaborado con la carne de cerdo infectada, el parásito ingresa al organismo humano. Durante la primera semana posterior a la ingesta del alimento contaminado, la persona que contrajo triquinosis padece un desorden gastrointestinal severo que puede manifestarse con diarrea. Luego, a medida que va evolucionando la enfermedad, aparecen dolores musculares intensos y puede haber edema facial o hinchazón de los párpados. La triquinosis también produce picos de temperatura y un estado de decaimiento similar al de la gripe.

Carne de pollo

En otro orden de cosas, y en relación con los controles, Severo Vila se encargó de informar que "hubo un interesante procedimiento donde se logró incautar pollos enteros y trozados; en una recorrida desarrollada por nuestro equipo de inspectores se constató que la mercadería no se podía comercializar por diversos inconvenientes e inmediatamente se la secuestró y quedó a disposición del Tribunal de Faltas a cargo de la doctora Marcela Noé.

Traslado peligroso

No obstante, el director de Veterinaria y Bromatología adelantó que "en el día de ayer (por el lunes) se retiraron diferentes cortes de carne vacuna que eran trasladados en el piso del furgón de una camioneta y esto tampoco está permitido; los alimentos tienen que estar colocados en lugares higiénicos para que reúnan las condiciones necesarias de salubridad, no nos cansamos de reiterar que serán secuestrados todas las veces que se violen las legislaciones por más que nos digan que los vehículos están limpios", aclaró Severo Vila ayer.

- Más allá de los operativos planificados en los comercios de la ciudad y el Partido ¿siguen con las verificaciones en el puesto de control?

- Alrededor de 40 vehículos pasan diariamente por nuestra oficina con motivo de la reglamentación que existe para proveedores que ingresan con mercaderías a nuestra ciudad; desde vacunos hasta pescados de mar arriban a los comercios locales pero además es constante la llegada de productos tales como fiambres, embutidos o lácteos que son adquiridos por los propietarios de negocios de Pergamino.

¿En qué condiciones llegan generalmente los artículos del rubro alimentario que entran a Pergamino?

- Generalmente no hay mayores problemas porque los transportistas saben las normas de cada municipio; es poco común encontrar anormalidades debido a las modernas maquinarias que se utilizan para el envasado de alimentos. Pero también controlamos el estado del vehículo de la misma forma en que observamos las fechas de vencimiento, el mantenimiento de la cadena de frío y otras cuestiones básicas que hacen a la conservación. En lo que respecta a la temperatura, es fundamental que se respeten las reglas porque si no de inmediato decomisamos los productos que pasan a la órbita del Tribunal.

Medidas higiénicas

Desde la Dirección se reiteraron las medidas básicas de higiene que la población debe tener en cuenta, a efectos de prevenir enfermedades transmitidas por la manipulación de los alimentos: lavarse las manos con frecuencia, especialmente después de ir al baño; emplear agua potable en todas las etapas y procedimientos de la cadena alimentaria.

Si es de dudosa calidad, agregar dos gotas de lavandina concentrada por litro de agua y esperar 30 minutos antes de consumirla. Un método alternativo es hervirla durante 2 ó 3 minutos. Mantener una higiene escrupulosa en el lugar donde se preparan o manipulan alimentos; evitar el consumo de leche, derivados lácteos y jugos de fruta que no estén pasteurizados.

No se deben colocar alimentos cocidos sobre mesadas o lugares donde se ubicaron antes alimentos crudos y tampoco se puede utilizar para trozar alimentos cocidos los elementos que fueron empleados para trozar los crudos, sin lavarlos previamente. Los alimentos que luego de su preparación no se cocinan ni consumen de inmediato, deben mantenerse en frío a fin de evitar el crecimiento microbiano.

Denuncia de vecinos

Asimismo, el responsable de la Dirección de Bromatología remarcó que "las denuncias de los consumidores son fundamentales para que se lleven a cabo los controles en forma constante; la gente siempre se encuentra comprando alimentos y conocer los motivos principales que pueden ocasionar problemas, a esto apuntamos cuando pedimos que nos llamen", sostuvo el funcionario del Municipio local. No obstante manifestó que "los agentes de nuestra dependencia están en las calles, van a todos los barrios y localidades del Partido porque hay un cronograma de operativos que se respeta para que sean efectivas las tareas del área", reconoció Severo Vila.

- ¿Creció el número de denuncias por haber encontrado alimentos fuera de las normativas?

- Afortunadamente los vecinos entendieron nuestro mensaje y cuando sucede algo nos llaman inmediatamente; las oficinas también reciben a muchas personas que se presentan espontáneamente y nos dejan la dirección del negocio donde observaron anormalidades con alimentos.

Comentá la nota