Brollo y Monti promueven una renovación total

"Hay que promover una renovación total del partido. Lo único que tolerarán los afiliados será a los dos máximos referentes, Jorge Sapag y Jorge Sobisch, pero de ahí para abajo debe haber una renovación".
Federico Brollo es el presidente de la Convención y Raúl Monti de la Junta de Gobierno, los máximos órganos de conducción del MPN. Hablaron de la realidad partidaria, signada por malos resultados electorales, y de la necesidad de prorrogar los mandatos para evitar una interna.

Parece contradictorio, porque remarcaron que uno de los mayores problemas a resolver es la falta de renovación de dirigentes en el partido y en cargos de gobierno, pero en la coyuntura de estos días ante el vencimiento de mandatos dijeron que la propuesta de Sapag y Sobisch de no llamar a internas es lo más atinado.

-¿Sorprendió la propuesta de prórroga?

-No porque la habíamos analizado. Hay muchas razones que la justifican y además la ley permite hacerlo. Lo tienen que resolver las conducciones y las seccionales, pero vemos que hay voluntad de llevarla a cabo.

-Pero las bases piden renovación.

-Las seccionales fueron consultadas y es lógico que pidan renovación, pero entienden que lo mejor es evitar la interna. Tenemos que consolidarnos primero y convocarlas más adelante.

-En las elecciones el MPN retrocede. ¿Por qué?

-En la interna última las diferencias se remarcaron y parece instalado eso de que los que pierden votan a cualquier otro partido. En eso somos indisciplinados. La crítica hacia adentro la hacemos. El MPN necesita actualizara su discurso y tiene la posibilidad de dar ese debate. Como otros partidos ha perdido la cuestión de lo ideológico.

-¿Qué debe cambiar?

-No puede resignar lo esencialmente doctrinario, que ha sido trabajar para el que más lo necesita, igualar para arriba, fortalecer ejes mínimos, como la educación. No puede ser que a veces se nos posicione más cerca de la derecha, siendo que siempre estuvimos más cerca de la centro izquierda. Hay que repensar todo.

-¿Por ejemplo?

-Interesar a los jóvenes para que participen, que vean qué partido es éste. Es llamativo que con 120.000 afiliados tengamos la performance que tenemos en las elecciones. No es representativo.

-¿Algo más de fondo?

-Pensar la posibilidad de acordar con otros partidos con los que tengamos afinidad. ¿Por qué no si todos hacen alianzas y a veces informales? En 2001 ganamos las elecciones del Deliberante y fuimos la primera minoría. En 2003 el MPN le ganó al PJ, a la UCR y al MID en votos. Pero ellos acordaron y terminaron ganando ellos. Está bien, esas son las reglas del juego. ¿Pero por qué no lo hacemos nosotros? Hay que ver eso.

Comentá la nota