Brizuela: "Fue un voto de apoyo al Gobierno".

Brizuela:
El FCS se impuso por 10 puntos sobre el FJPV. El resultado fue estratégico para el gobernador Eduardo Brizuela del Moral: consiguió 12 diputados y recuperó así la mayoría en la Cámara baja. La oposición se quedó con las 9 bancas restantes. A ninguna tercera fuerza le alcanzaron los votos. En el Senado mantuvo las 6 bancas en juego. Perdió en Capayán, pero ganó en El Alto.
El mandatario juzgó que fue "un voto de apoyo al Gobierno". En la oposición admitieron que hubo "muchos errores" y que ahora es momento de una "autocrítica". Para Barrionuevo, "el gran responsable de la derrota es Kirchner". El ministro Randazzo, en cambio, interpretó que el resultado tiene "características provinciales" y que algunos "interesados intentaron nacionalizar la elección".

A las 22, aproximadamente, el gobernador Eduardo Brizuela del Moral reconoció el triunfo del FCS. "Me siento muy emocionado porque ganamos por 18 ó 20 puntos. Ha votado, a pesar de la lluvia en toda la provincia, más del 60 por ciento y hubo un comportamiento impecable del electorado", resumió Brizuela del Moral en un breve diálogo con la prensa. Luego, en conferencia, aludió al Gobierno nacional y reclamó por la dádiva que llegó a la provincia para la campaña del Frente Justicialista para la Victoria.

El Gobernador siguió las primeras horas del escrutinio desde la residencia en Villa Parque Chacabuco. Pasada las 21.30, llegó hasta Casa de Gobierno y lo primero que hizo fue saludar desde el balcón a la dirigencia que festejaba afuera en medio de una persistente llovizna. Allí se refirió a la nacionalización de la elección e hizo hincapié en que la alianza gobernante "no repartió cosas a nadie sino que ofreció salud y trabajo para los comprovincianos".

Después, se encontró en un abrazo con el presidente de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, que fue uno de los primeros en llegar a Casa de Gobierno, acompañado por el senador Oscar Castillo, la diputada electa Marita Colombo y el dirigente Horacio Pernasetti.

En una conferencia de prensa que contó con la presencia de gran cantidad de medios locales, regionales y nacionales, Brizuela se organizó para la exposición de algunos conceptos que pretendía que trascendieran al país.

En este sentido se preocupó por aclarar que el desdoblamiento de la elección "no es un capricho ni un antojo", sino que lo permite la Constitución de la provincia. "En octubre hubiéramos pasado desapercibidos", razonó, y señaló que la elección en marzo permite a los catamarqueños definir lo local de manera independiente de lo nacional.

"Los que la han nacionalizado este comicio han sido los que han venido con todo el gabinete. No tengo problemas en recibirlos, pero no por la tranquera sino por la puerta grande", ironizó con respecto al desembarco del Gobierno nacional.

"Los que nos ha ofendido es la dádiva que se ha distribuido en todo el ámbito provincial", mencionó y se refirió a la entrega de bolsones, colchones y electrodomésticos. Más adelante expresó su malestar por los "200 punteros políticos" que llegaron desde Buenos Aires y que protagonizaron incidentes.

La pregunta del millón fue por el saludo del vicepresidente de la Nación, Julio Cobos. "Sí, llamó para saludarme", respondió el primer mandatario provincial para finalizar con la intriga. "No quisimos invitarlo en medio del proceso electoral, pero sí le dije que podía venir después de las elecciones", agregó para ratificar su decisión de provincializar la elección. "Yo considero que lo de hoy fue un voto de apoyo al Gobierno de la provincia y una contienda ganada por los catamarqueños", manifestó el primer mandatario.

Por último, Brizuela evitó referirse al proceso electoral de octubre pero reveló que le pidió a Gerardo Morales que trabajara para unir al radicalismo de todo el país

Comentá la nota