Brizuela tuvo que tomarse un avión para sortear los piquetes

A pesar de que no usa aeronaves de la flota provincial, se subió a una para cumplir un acto oficial. Volvió a decir que no hay plata para un aumento.

Jaqueado por tres piquetes que realizaron estatales sobre la ruta 38 y la 60, en el marco de las medidas de fuerza por un aumento de sueldos, el gobernador Eduardo Brizuela del Moral se vio ayer obligado a tomar un avión para poder llegar a Tinogasta, en donde realizó una entrega de viviendas. Ya en la cabecera departamental, tuvo además que eludir una manifestación de docentes, ex contratados de Obras Públicas y agentes municipales.

Se trató de una decisión excepcional forzada por la coyuntura: Brizuela no suele usar las aeronaves de la flota oficial, y en cambio elige moverse por vía terrestre -a pesar de las largas distancias que debe cubrir dentro del territorio de la provincia-, para cualquier evento que lo requiera.

Tensos momentos se vivieron en la localidad del Oeste catamarqueño cuando la protesta docente comenzó a sumar a otros sectores que también tienen sus reclamos salariales o luchas por fuentes de trabajo perdidas, como es el caso de los ex contratados.

Enterados de la presencia del Gobernador y miembros de su gabinete, entre los cuales estaba su hijo Eduardo (administrador del IPV), los estatales llegaron hasta donde se iba a realizar el acto de entrega. Allí tuvieron que se contenidos por una fuerte custodia policial, mientras los manifestantes, en medio de gritos, cuestionaban la política salarial del Gobierno.

Aunque en un primer momento las autoridades prometieron que una delegación de docentes dialogaría con Brizuela, el contacto se frustró. Mientras tanto, se vivió otro momento álgido, porque algunos de ellos trataron de colar carteles, pero los efectivos policiales los interceptaron y los destruyeron. La reacción de los maestros no se hizo esperar, y hubo forcejeos y empujones, en medio del malestar creciente. "No entendemos, si estamos en democracia, porqué les molesta que podamos exhibir unos carteles. Si ya saben que estamos reclamando por un salario digno, porque con 700 pesos que ganamos no podemos seguir viviendo y manteniendo a nuestra familia", se escuchó.

A raíz de la falta de respuestas, los docentes tinogasteños ya decidieron parar por tiempo indeterminado desde el próximo martes, más allá de la decisión de la conducción gremial.

Finalmente, el Gobernador pudo cumplir con la entrega de 60 viviendas para residentes de la localidad de Santa Rosa, antes de regresar a la ciudad capital.

ANTECEDENTE

No es la primera vez que Brizuela del Moral sufre una manifestación durante una entrega de viviendas. En agosto, no pudo participar de un acto en la zona norte, por una protesta de vecinos.

Comentá la nota