Brizuela respaldó el proyecto de alquileres

El titular de Desarrollo Social apoyó la regulación presentada por Quintela.
El ministro de Desarrollo Social, Délfor Brizuela, apoyó públicamente el proyecto de ley de alquileres presentado en el Senado por la senadora Teresita Quintela y que generó polémica.

Pese a las críticas y resistencia de las cámaras inmobiliarias, el titular de la cartera Social defendió el proyecto de la legisladora nacional que apunta a frenar el aumento de los alquileres y otorga al Estado un rol de control. "Se trata de una problemática que no tiene una respuesta concreta y objetiva para las miles de familias y estudiantes inquilinos en nuestra provincia y en Argentina", aseguró Brizuela.

El Ministro opinó que "es abusivo en valores el mercado de los alquileres" y agregó que "no se puede dejar librada en forma absoluta al criterio del libre mercado, que en muchos casos es monopólico y afecta principalmente a los sectores medios- bajos, trabajadores y estudiantes".

Asimismo, el funcionario sostuvo que a través de una regulación establecida por una Ley del Congreso "se reivindicaría el rol del Estado y se protegerían los derechos de todos los ciudadanos, prioritariamente de los sectores más vulnerables".

En este sentido, el funcionario defendió esta postura humanista "que fortalece la dignidad de la persona y tiene como principal punto de vista el bien común. Además con dicha mirada se pondría un límite razonable a la voracidad del capitalismo salvaje".

Cambios

El proyecto de modificación de la Ley de alquileres presentado tiene como fin "debatir todo este grave problema que existe hoy con la gente que no tiene vivienda propia, que debe alquilar y se encuentra en una situación de minusvalía. Hoy la oferta y la demanda no funcionan correctamente en la Ley de Alquileres, porque los precios aumentan vertiginosamente cuando la demanda crece, pero no bajan prácticamente nada cuando decae".

El objetivo es "revertir esto con una ley que frene los abusos excesivos, sin que ningún otro sector se perjudique. Puntualmente, el espíritu de la ley es darle una solución a las familias que necesitan una vivienda para criar a sus niños y que no han podido satisfacerse con los intentos de brindar viviendas propias del sistema hipotecario, cuyos planes han fracasado sistemáticamente".

"Creemos que tiene que haber un organismo (la Organización Estatal de Viviendas para Alquilar) que controle que existan garantías de que va a marchar todo en forma correcta. Ese órgano va a aplicar la nueva ley y los precios de los alquileres de acuerdo a una forma específica, teniendo en cuenta el valor real de la propiedad y no el valor especulativo", explicó.

Comentá la nota