Brizuela se queja de la Nación, pero hace lo mismo con los intendentes

El discurso del gobernador Eduardo Brizuela del Moral sobre los atrasos en el envío de fondos por parte de la Nación y una supuesta discriminación a Catamarca, queda trunco cuando se comprueba que la misma actitud que repudia, la ejerce en contra de los intendentes catamarqueños.
Esto podría tener algún sesgo de contenido político si las quejas provendrían desde el arco opositor, es decir, del peronismo. Pero cuando los reclamos los realiza un intendente radical, no hace otra cosa que confirmar la similitud entre la actitud de la Nación defenestrada por el mandatario catamarqueño y su forma de comportamiento puertas adentro en la provincia.

Ayer, el intendente de Valle Viejo, Gustavo Roque Jalile, amenazó con recurrir a la justicia para reclamar una deuda de 500 mil pesos que la Provincia mantiene con su administración. Para Jalile, los reclamos vía administrativa se terminaron, por lo que afirmó que irá a fondo para reclamar lo que le pertenece al pueblo chacarero.

Comentá la nota