Brizuela participó de inicio de obra en Chile

Tras el mal rato que pasó en Tinogasta con el reclamo de docentes, municipales y ex contratados de la Secretaría del Agua, el gobernador, Eduardo Brizuela del Moral pasó a Chile para participar del acto convocado por autoridades chilenas para dar inicio a la obra de pavimentación del Paso Internacional de San Francisco, valuada en 30 millones de dólares.
La ceremonia se realizó el viernes por la tarde y fue presidida por el ministro de Obras Públicas del país trasandino, Sergio Bitar Chacra. Por Catamarca, participaron también el ministro de Obras Públicas, Juan Acuña, el secretario de Coordinación Regional e Integración, Luis Humberto Rebellato, y los intendentes de Fiambalá y Tinogasta. La intendente de Atacama, Viviana Ireland Cortés, destacó que "el Paso de San Francisco que por años fue un anhelo de ambas naciones, hoy comienza a hacerse realidad con esta inversión millonaria" y remarcó que el desafío pasa ahora por lograr "una mayor integración y complementación económica, concretando acuerdos comerciales, para que nuestra región y las provincias del noroeste argentino, puedan acceder a nuevos negocios". A su turno, Brizuela del Moral señaló que, en el contexto actual de crisis, la obra que se inicia "es una aliciente que demuestra que podemos salir adelante y fortalecer el vínculo entre nuestros pueblos".

El ministro de Obras Públicas chileno indicó que entre Argentina y Chile cuentan con alrededor de 70 millones de habitantes, "si tenemos en cuenta que los pasos fronterizos como en el que hoy nos encontramos nos comunican con la cuenca del Asia Pacífico, donde hay alrededor de 2.000.000.000 de habitantes, es inevitable que no trabajemos conjuntamente para lograr el bienestar de nuestros ciudadanos". Durante el acto, las autoridades firmaron un documento que se enterró en plena cordillera con una placa que será abierta al celebrarse el Bicentenario de ambos países, en el año 2010.

Comentá la nota