Brizuela del Moral no se hace cargo del fracaso de su política educativa

El primer mandatario no acepta el fracaso. Dijo que "siempre estamos haciendo todo lo posible para que no tengan 180 sino 190 días de clases (¿?)". "El año pasado otorgamos un aumento que no lo hizo ninguna provincia argentina, pero después vinieron huelgas y entonces la comunidad tiene que sacar conclusiones".
A la distancia, desde un micrófono en Fiambala, el gobernador Eduardo Brizuela del Moral opinó sobre el fracaso estruendoso de la política educativa de su gobierno, a cargo de su amigo personal Eduardo Galera.

El primer mandatario consideró ayer en Fiambalá, adonde presidió los actos por el 276º aniversario de esa ciudad, que el conflicto que hizo perder cerca de 50 días de clases era "perfectamente evitable, porque nos podríamos haber sentado cincuenta días a negociar el tema salarial y la calidad educativa, entre otros aspectos"; sobre porqué no se lo hizo no dijo nada.

Solo recurrió a la practica habitual de la fuerza de gobierno cuando es interpelada por sus errores o fracasos, la victimización; en ese sentido dijo que se llevó "adelante esta medida de fuerza que no se ha visto en ninguna parte del país".

Finalmente, el mandatario reiteró su latiguillo de que "los sueldos de los catamarqueños están muy bien ubicados dentro de las provincias del norte del país".

Comentá la nota