Brindá tranquilo.

Houston despidió el 08 con una victoria ante Milwaukee con 11 puntos y diez rebotes de Scola.
Al margen del triunfo ante Milwaukee, todo ha sido positivo en el 2008. Tener la oportunidad de llegar a la NBA, de jugar unos Juegos Olímpicos, ganar una medalla en Pekín, estar de nuevo en la NBA y mantener lo que vine haciendo el año pasado, todo es válido". Las palabras de Luis Scola, tras la victoria ante Milwaukee por 85-81 el último día del 2008, reflejan lo bien que le fue. Y no es para menos: además de la medalla de bronce en los Juegos, Luifa logró afianzarse en la mejor liga del mundo y ser una pieza clave de los Rockets. Partido a partido, el pivote ya demostró que todo lo que había hecho en Europa también lo puede hacer en la NBA. En su segunda temporada, Scola mejoró su promedio de puntos con respecto a la primera: este año tiene una media de 11.3 tantos y el año pasado, 10.6. Además, baja más rebotes (7.7) y juega más minutos (28.1).

En el partido que cerró el 2008, Houston recibió a los Bucks y se impuso. Luis metió 11 puntos (4-7 dobles y 3-4 libres), bajó 10 rebotes -su noveno doble-doble de la temporada-, robó dos pelotas y dio dos asistencias en 33 minutos. El chino Yao Ming también se destacó con 22 unidades y 10 tableros, Ron Artest ayudó con 15 y Tracy McGrady con 7 y 10 pases gol. Los Rockets siguen quintos en la Conferencia Oeste con 21 partidos ganados y 12 perdidos. "El objetivo para este año sería avanzar en los playoffs y superar la campaña anterior", dijo Scola. Por ahora van en buen camino.

Nocioni no tuvo la misma suerte que Luifa en el cierre del año. A pesar de sus 10 puntos, cuatro asistencias y cinco rebotes, Chicago (14-18) perdió con Orlando por 113-94. Hoy, Houston-Toronto, Bulls-Cleveland, Piston-Sacramento y Spurs-Memphis.

Comentá la nota