Brillo, el "independiente" del triángulo competitivo

El candidato del MPN aprovechó la pasada de la presidenta Cristina Fernández para acentuar que es quien propone una visión independiente para el Congreso, contra los pro-K (Rioseco) o los anti-K (Quiroga).
La campaña política en Neuquén comienza a tomar temperatura, y la discusión entre los protagonistas que tienen más posibilidades de llegar al Congreso, también, evidenciando un escenario en donde se distingue un partido pro-K, otro anti-K, y otro –el MPN- que navega con cierta comodidad entre las dos orillas.

En las últimas horas, el candidato del partido provincial, José Brillo, hizo mención precisamente al tema de la independencia partidaria respecto de la antinomia a favor o en contra del actual gobierno de Cristina Fernández, y para ello utilizó los propios argumentos de sus competidores, al señalar que la mejor prueba de la independencia es que uno (Ramón Rioseco) lo acusa de no acompañar las políticas de los Kirchner, y el otro (Horacio Quiroga) de haber "claudicado" frente a esas políticas.

"Ocurre que Quiroga que es el candidato de Lopez Murphy, De la Rua, Nestor y Cristina Kirchner, pero ahora de Cobos y enfrentado a Nestor y Cristina, afirma que he claudicado y que me sujeto a las políticas del Gobierno nacional, y por otra parte Rioseco, que es el candidato del Gobierno nacional, afirma que no acompaño las políticas de su gobierno", reflexionó Brillo.

"Me parece que ésta es la mejor forma de corroborar mi postura de haber trabajado con total independencia, pensando solamente en los Neuquinos", sostuvo el candidato.

Echó otra culpa por sobre sus adversarios: el del carácter "testimonial" de sus candidaturas. "Ninguno de los dos piensa asumir cabalmente sus funciones de Diputado Nacional, uno seguiría como intendente, y el otro va a ocupar un cargo para hacer campaña a gobernador, sinceramente creo que la gente merece conductas más respetuosas", dijo Brillo.

En Chos Malal, en donde cumplió con una agenda de campaña que incluyó reuniones con vecinos de la ciudad norteña, Brillo manifestó que "el cargo de Diputado Nacional implica una responsabilidad muy grande, uno no puede comportarse como un chico guiado por simpatías o antipatías personales, que hoy te quiero y estoy en todo de acuerdo, y mañana me peleo y está todo mal".

Comentá la nota