Brillo cuestionó la ley de Río Negro que avala el Corredor Bioceánico

El diputado del MPN ratificó su intención de que la Corte Suprema o el Congreso Nacional resuelvan la disputa por el proyecto rionegrino.“Hemos presentado distintos proyectos que proponen a Pino Hachado como el paso más apto para el Corredor”, indicó el legislador.
El diputado nacional por el MPN José Brillo salió al cruce de las declaraciones del asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Nación, y coordinador de equipos técnicos del BID en Argentina, Antonio López Crespo, quien realizó en Bariloche una exposición sobre las ventajas del proyecto del Corredor Bioceánico Norpatagónico, que impulsa el Gobierno de Río Negro por el paso fronterizo Cardenal Samoré.

Brillo afirmó que insistirá “por lograr el pronunciamiento” del Congreso de la Nación, “donde hemos presentado distintos proyectos que proponen a Pino Hachado como el paso más apto para el Corredor, resguardando en forma paralela nuestra Villa La Angostura por un lado y, por otro, procurar un dictamen de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para que juzgue e interprete la institucionalidad y viabilidad de este proyecto, dado que cuestionamos firmemente el sustento de la ley rionegrina que lo promueve”.

Brillo objetó la Ley 4.014, que pone en marcha el Corredor Bioceánico de cargas pesadas, y que fue sancionada en noviembre de 2005 por la Legislatura rionegrina y promulgada al mes siguiente.

El legislador nacional dijo que López Crespo “tiene su postura y me parece respetable, yo digo que no se trata de posturas u opiniones. Para nosotros se trata de normas y procederes que tanto el gobierno Nacional, como los gobiernos provinciales debieran honrar al momento de celebrar convenios, en este caso internacionales, y en primer lugar está el respeto a la Constitución Nacional”.

“Pago chico”

López Crespo señaló en su exposición sobre el proyecto, en Bariloche, que es una cuestión de enfoque del problema. El funcionario está contratado por la Corporación que promueve el proyecto e instó a dejar de lado “localismos propios del pago chico”.

Brillo afirmó que “ha sido ese localismo del pago chico el que prevaleció en la decisión del gobierno rionegrino al momento de rechazar el tránsito de petróleo, a través de la Ley 3.308 de julio del ‘99, para resguardar de cualquier amenaza ambiental a San Antonio Oeste y Las Grutas».

Y añadió: «En aquel momento Río Negro defendió los intereses de Las Grutas, debieran entender entonces nuestra postura de defensa de Villa La Angostura».

Comentá la nota