Una brigada de inspectores multará a quienes estacionen en el centro

Una brigada de inspectores multará a quienes estacionen en el centro
Desde el lunes no habrá contemplación. La Dirección de Tránsito duplicará la cantidad de inspectores que controlarán el microcentro para implementar la tolerancia cero con quienes estacionen en esa área neurálgica de la ciudad. Serán más de 60 los uniformados (entre agentes de Tránsito y de la Guardia Urbana Municipal) que patrullarán las calles apoyados por ocho motos, dos vehículos y cinco grúas. Quienes igual opten por dejar el auto en el radio prohibido de 58 cuadras, recibirán multas que oscilarán entre 60 y los 600 pesos.
El secretario de Gobierno municipal, Horacio Ghirardi, fue el encargado de anunciar la salida a la calle de esta suerte de brigada de sabuesos municipales que se llevarán al corralón a todo auto que encuentren en el radio vedado al estacionamiento entre las 7 y las 21. El monto de las multas variará según el tipo de infracción, de quién la comete (si es reincidente o no) y del criterio del juez de Faltas.

"Quedará atrás la etapa de educación y concientización sobre las nuevas normas de estacionamiento y se pasará a la acción", sentencio Ghirardi.

El objetivo. El secretario de Gobierno aclaró que "labrar actas y retirar autos en infracción no constituye el objetivo del municipio, ya que ese procedimiento siempre es conflictivo por la falta de espacio físico en el corralón". Pero más allá de declamaciones, se espera que las grúas no dejen un solo vehículo mal estacionado.

El funcionario exhortó a los automovilistas a "respetar la nueva normativa y prestar atención a los carteles". En cada cuadra del radio comprendido por San Lorenzo, Entre Ríos, Laprida y San Juan hay una nueva cartelería donde se aclara si está totalmente prohibido estacionar o si se trata de estacionamiento medido. No obstante, en la mayoría de las arterias que componen esa zona no se puede estacionar.

Además de la prohibición, que incluye el acarreo del vehículo al corralón, se acortó el período de carga y descarga de mercadería. Antes era hasta las 10 y ahora será hasta las 9. Para los comerciantes no fue ninguna noticia, por el contrario, consideran que esta medida provocará que la gente "vaya más a los shoppings, donde sí pueden estacionar" (ver aparte).

De todos modos, Ghirardi recordó que "en este tipo de políticas hay que buscar un equilibrio entre los procesos de educación o de sensibilización y la sanción", algo que muestran claramente las reglas de tránsito de los países más desarrollados, donde "la cultura de respeto a las normas convive con multas altísimas, que llegan incluso a la suspensión y hasta el retiro del carné de conductor".

Más cuadras. El Plan de Movilidad Urbana, que comenzó a implementarse hace 15 días, agregó 21 cuadras a la zona donde ya regía la norma de prohibido estacionar. En total serán 58 las cuadras en las que no se puede estacionar, según puntualizó el subsecretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo.

El funcionario alegó que la medida intenta "favorecer el tránsito vehicular en las zonas más conflictivas. Impidiendo el estacionamiento, se ganará un 30 por ciento de capacidad vehicular en la calle", agregó.

Para evitar errores en las actas, por mala caligrafía o algún dato faltante, a partir del 15 de abril cada inspector contará con un instrumental "toma datos" que tendrá una máquina fotográfica, un localizador con GPS (que permitirá ver con exactitud dónde está el auto en infracción) e imprimirá el acta en el momento. "De este modo facilitaremos el trabajo del juez de Faltas, que contará con información más precisa", destacó Seghezzo.

Acarreo

Quien deje mal estacionado el auto no sólo deberá abonar la multa sino que también deberá pagar el acarreo al corralón, que cuesta 80 pesos. Todo sin tener en cuenta la estadía (3,15 pesos por día), que comienza a regir luego de haber transcurrido más de cuatro jornadas corridas entre la remisión y la liberación del vehículo.

Comentá la nota