Breitenstein despidió a 50 temporarios pero dio marcha atrás horas más tarde

Gran sorpresa causó esta mañana la decisión del intendente Crtistian Breitenstein, quien despidió a 50 trabajadores temporarios de la comuna. De todas formas, la medida duró poco, ya que tras las quejas de los empleados y las consultas que realizaron algunos concejales al respecto, dio marcha atrás y decidió congelarla momentáneamente.
Enterados de lo ocurrido, los ediles radicales Roberto Ursino y Oreste Retta se pusieron en contacto con la secretaria de Gobierno, Diana Larraburu, para conocer los motivos de los despidos masivos.

La funcionaria confirmó la noticia y aseguró que se trataba de personas que no cumplían con las tareas previstas o que, directamente, no concurrían a sus lugares de trabajo.

“Nos dijo que iban a realizar una evaluación de cada uno de los empleados cesanteados y reconsiderarían el tema”, indicó Ursino, en diálogo con el programa Otro Día, por Radio Universal.

En tal sentido, consideró que “primero deberían haber realizado el análisis y luego tomado la medida”.

También confirmó que, sobre el mediodía, Larraburu volvió a contactarlos y les comunicó que el intendente Cristian Breitenstein decidió dejar sin efecto la medida por un mes, hasta tanto estudiaran la situación de los cesanteados.

“Es una desprolijidad más de este gobierno, porque no pueden jugar con la gente”, se quejó el presidente de la bancada radical en el Deliberativo.

Finalmente, aseguró que muchos de los despedidos cumplían efectivamente con sus labores y consideró que existe un gran número de empleados que debería pasar a la planta permanente, ya que cumplen tareas específicas dentro de la comuna desde hace muchos años.

Comentá la nota