Bregagnolo: "El agua no debe ser un negocio"

Posadas (Línea Capital). Mientras en distintos puntos del mundo se afirma que el negocio del futuro, y también el motivo de las guerras, será el agua.
Los diputados Carlos Rovira y Jorge Galeano -otrora enemigos acérrimos- sumaron un nuevo elemento a esta polémica desde la Legislatura provincial, ya que presentaron un proyecto de ley que propone crear una nueva sociedad del Estado, con la intención de recopilar agua del río Paraná y venderla al exterior.

Entre los argumentos, el proyecto establece que con los ingresos se pretende subsidiar el costo del agua y las redes en beneficio de los usuarios de la provincia. Sin embargo, la utilidad del agua como un mero "negocio" podría encontrar algunos contrastes. En la iniciativa también se sostiene que el recurso natural es un patrimonio del Estado provincial, amparado por los derechos que recibieron las provincias sobre los recursos naturales a raíz de la reforma constitucional de 1994.

El ecologista del Movimiento Cuña Pirú, y concejal en Aristóbulo del Valle por el Frente Renovador, Raúl "Rulo" Bregagnolo salió al cruce de esta iniciativa remarcando que "terrible la manipulación que se puede llegar a hacer con un recurso tan importante y vital como es el agua. Creo que a esta altura, el agua es un derecho gratuito que tiene cualquier ciudadano del país y del mundo. No puede ser que uno camine por la calle, tenga sed y al no tener una canilla al alcance, tenga que comprar el agua. Evidentemente es un gran negocio, el tema es quiénes están en el negocio, y que sector de la sociedad queda desbastecida y fuera de él, y pensar en el agua como mercancía me asusta", dijo a La Voz Capital.

Problema de las perforaciones

Para Bregagnolo, el agua se renovará eternamente pero en distintas condiciones. En ese sentido, dijo que uno de los temas que le preocupa son las perforaciones. "Hay una gran confusión porque hoy cualquier vecino -más allá de que existe una ley y supuestamente y hay un control del Ministerio de Ecología para controlar las perforaciones privadas, que evidentemente no se está haciendo. Hoy el que tenga unos mangos en el bolsillo y quiera hacer una perforación, trae a un tipo de Brasil y hace la perforación y tiene acceso al acuífero como sea. Hay que tener mucho cuidado con eso, porque resulta que pinchamos el acuífero o cualquier napa freática que haya, sacar el agua y bañar a los chanchos para que estén impecables, mientras hay gente que no tiene acceso al agua para tomar ni para bañarse. Uno puede ver en las comunidades indígenas que pasando Jardín América, como los mbya se bañan con las charcos que se forman al lado de la ruta", remarcó.

El edil pidió tener cuidado con este proyecto, porque si la intención es sacar agua del acuífero guaraní, para envasar y después vender a Europa como agua sana, limpia e impecable, que "como márketing es extraordinario porque, quién no va a querer comprar agua del acuífero, vamos a vender más que la coca cola; ¿pero cuál es el objetivo?", se preguntó.

Agregó que quiere que el agua como la energía debe ser un bien social, porque "nos pertenece a todos y que la cuidemos todos. No que sea explotada por algunos y que terminemos perforando, tanto para termas como cualquier otra cosa, que puede tener un buen objetivo; pero conociendo Federación, Chajarí, Entre Ríos, donde uno ve como el agua se va, cientos de miles de litros que se van al río, con otra graduación de sales, con otra temperatura, con el tremendo impacto que causa en el río Uruguay, por ejemplo, y nadie habla de eso. El agua se regenera, pero no siempre en las mismas condiciones, hay que ser muy cuidadosos con esto", reiteró.

También remarcó lo que sucede con el pino que en la provincia están plantados más de 300 mil hectáreas de ese vegetal, y que si bien genera recursos económicos, también está destruyendo la tierra misionera que consume mucha agua, y todo el proceso que significa eso. "No estamos cuidando la fuente más importante del acuífero que es la parte de arriba, estamos mirando para abajo sin controlar lo que está pasando en la cuenca de Misiones; lo que pasa en las nacientes que están en la alta selva, donde estamos nosotros, por ejemplo. ¿Cómo es posible que Aristóbulo se quede sin agua?, no se puede creer!", expresó.

El ecologista hizo hincapié en que hace años, la ONG que integra viene solicitando que en las colonias se haga el aprovechamiento de las canaletas de agua. "Todos los galpones de tabaco tienen techos con caídas, donde se podrían armar aljibes y juntar agua para cuando no haya", resaltó Bregagnolo.

Otras voces

Legisladores de Entre Ríos también pidieron al Ejecutivo que implemente mecanismos para evitar el negocio del agua, un recurso natural codiciado en todo el mundo, y que aplique medidas para intensificar su cuidado.

Mientras que en el Congreso Nacional se plantearon algunos pedidos de informe y proyectos similares en ese sentido. En Misiones, meses atrás, el diputado Ricardo Biazzi (PJ) presentó una iniciativa para solicitar que el Poder Ejecutivo informe si tiene conocimiento de alguna firma que recolecte y venda agua del río Paraná y si el negocio significa algún beneficio o perjuicio para los misioneros. La iniciativa no fue tratada.

Comentá la nota