Brazenas hace un mea culpa, pero será sancionado por sus errores.

El árbitro reconoció que sus equivocaciones en Vélez vs. Huracán fueron las mayores fallas de su carrera; no dirigirá por un par de meses.
Gabriel Brazenas habla por teléfono sin perder su amabilidad habitual. Pero cuando se le pregunta si se le puede mandar un fotógrafo a su casa, se excusa como nunca antes había hecho en su carrera marcada por su abierta relación con los medios: "Disculpame, no tengo la mejor cara". Está claro: no es un lunes fácil para él y no lo serán las próximas semanas, porque desde el Colegio de Arbitros habrá una sanción para el referí.

Han pasado 24 horas desde que dio el pitazo final que consagró a Vélez campeón del Clausura. "De salud estoy bárbaro? La parte laburante, con todo este tema y los errores que hubo? ¡Qué le voy a hacer!", contesta al habitual "¿cómo estás" para abrir el diálogo. Tiene el valor de dar la cara en un día difícil. Y de poner en plural cuando se le menciona la palabra error: "No es un error, son dos. La falta de Arano a Cubero, que es penal y expulsión, y después la infracción de Larrivey a Monzón. En la cancha veo un choque casual, pero por la TV noto que el delantero de Vélez va con imprudencia. El gol de Domínguez anulado por offside, también, aunque ahí me apoyé en el línea (por Ricardo Casas)".

-Tal vez cometiste errores mayores en otros partidos, pero por ser una final?

-Sí, sí (interrumpe). Por la trascendencia del partido son los errores más importantes de mi carrera. Por la calidad del partido, es indudable que es así.

-Se te criticó por tu ubicación en la cancha, lejos de las jugadas.

-Estaba a la distancia que tenía que estar. Eso nos pide la FIFA, que para eso legisla. Si uno no está encima, parece lejos. Hay que buscar un intermedio?

-¿Estás a favor de usar la tecnología para evitar estos problemas?

-Para nosotros es imposible competir con la tecnología. Estamos muy en desventaja. Muy. Si se me juzga con la tecnología, siempre estoy en perdedor? Y también hay muchas injusticias.

-¿Qué cosa?

-Los jugadores tienen derecho a equivocarse y los árbitros, cuando lo hacen, son corruptos. No es así.

-La gente de Vélez te agradeció?

-En 2001 me insultaban, ahora me agradecen. Es cambiante, ésa es la realidad.

-¿Vos te aplicarías alguna sanción después de estos errores?

-Es un tema de los organismos pertinentes. Nosotros estamos expuestos a sanciones. Si es así, no tengo problemas.

En su interior, Brazenas sabe que habrá sanción. Jorge Romo, el director del Colegio de Arbitros, admitió ante LA NACION: "No jugó bien". Prefirió no explayarse antes de estudiar los informes de los veedores, aunque se supo que las objeciones fueron muchas y que, por eso, Brazenas no dirigirá la Promoción y no será designado para las primeras fechas del próximo torneo Apertura.

Las críticas para el árbitro fueron masivas. Uno de los más duros fue su ex colega Javier Castrilli, que desde TyC Sports fustigó: "Estuvo a 24 metros en la jugada del gol de Vélez (...). El torneo terminó igual que como fue en su desarrollo: con un arbitraje muy malo. Es uno de los momentos más bajos en el referato argentino".

Como sucede en estos casos, se desató un nuevo capítulo de la interna arbitral. "A Baldassi no le hubiera pasado", comentó Romo a sus allegados, en una clara objeción al método de dirigir recorriendo una diagonal. Entiende que, así, los jueces quedan lejos de la acción. En la Dirección de Formación Arbitral, que encabeza Miguel Scime (reemplazó a Horacio Elizondo), opinan lo contrario. "Creo que alguna vez tocó un silbato en carnaval", había dicho semanas atrás Scime sobre Romo.

Brazenas y sus errores. Críticas a los referís. Interna arbitral. El final de un torneo con los jueces, como tantas veces, en el centro de la tormenta.

* Casualidad entre el primero y el último título

Hay una coincidencia entre el primer título de Vélez y el último conseguido anteayer: ambos tuvieron graves fallas arbitrales. Aquel fue en 1968, con la recordada mano de Luis Gallo no sancionada por Guillermo Nimo. Era penal para River y la posibilidad del triunfo que significaba el título. Finalmente fue 1-1, resultado que le abrió el camino al título al club de Liniers.

Comentá la nota