Brazenas fue un gol en contra.

VELEZ 1 - HURACAN 0: Olé te cuenta en detalle tres jugadas clave que pudieron cambiar el rumbo del partido: un gol no cobrado, un penal no sancionado y la falta previa al 1-0 de Maxi. Mirá vos... Una mala tarde de Brazenas.
A los 8 minutos del primer tiempo hubo una jugada clave en el partido. Hubo una falta sobre la izqueirda del ataque de Huracán y entonces llegó el momento de la pelota parada. Vino el centro de zurda de Arano al centro del área, donde había muchos jugadores, y recibió para cabecear solito Eduardo Domínguez: el ex Vélez calculó muy bien y la ubicó abajo, al palo izquierdo de Montoya. Y salió corriendo a festejar, aunque rápidamente se dio cuenta de que le habían marcado offside.

Enseguida llegó la queja del defensor hacia el asistente Ricardo Casas, y tenía razón. ¿Por qué? Cuando salió la pelota de los pies de Arano, Eduardo estaba con su marca y sólo después quedó solito para cabecear. El asistente se equivocó dejándose llevar por otro jugador del Globo que estaba adelantado, pero en forma pasiva. En estas imágenes, Olé te muestra dónde estaba ubicado Eduardo (en el centro del área, casi en la medialuna) y dónde al cabecear a la red. Pero no valió.

En el segundo tiempo hubo otras dos jugadas que se dejaron pasar. Y que fueron determinantes en el partido. Empezamos por la segunda, la más discutida por todo Huracán y con razón: el gol de Moralez. Le metieron la pelota al área a Larrivey, quien no llegó a la bola pero se tiró al piso y chocó fuerte a Monzón. Era falta clarita al arquerito, que se quedó en el piso, pero Brazenas no pitó. En el rebote, con esa ventaja, Moralez la empujó a la red.

Antes de esa jugada, hubo una falta muy fuerte de Arano a Cubero dentro del área, sobre la línea de fondo. Era penal y roja al defensor por la violencia de la jugada, pero otra vez el árbitro no vio nada, en una jugada que era más complicada de ver que las anteriores.

Comentá la nota