Brasil, Rusia, India y China buscan atenuar el rol mundial del dólar

Primera cumbre presidencial del BRIC. Reclaman más peso en el poder mundial.
Los presidentes de los 4 países del grupo BRIC -Brasil, Rusia, India y China- impulsaron ayer en su primera reunión formal, en Rusia, un frente común para ocupar más espacio en el mundo, combatir la crisis económica global y crear una alternativa al dominio del dólar en las finanzas internacionales.

Reunidos en Ekaterinburgo, en la región de los Urales, Luiz Lula da Silva, Dmitri Medvedev, Hu Jintao y Manmohan Singh dijeron en el texto final que "los países con economía de transición y en vías de desarrollo deben tener más voz y representación en las instituciones financieras internacionales", así como que es "necesario un sistema monetario estable, previsible y más diversificado".

Lula llevó a la reunión el caso Brasil-Argentina y su intercambio de comercio en sus monedas, y no en dólar, en tanto Medvedev fue más explícito y sostuvo que las monedas de reserva actuales, como el dólar, "no habían cumplido sus funciones".

Pero en el documento final no hay referencias puntuales a reemplazar el dólar sino a pedir un orden monetario más estable con mayor diversificación. Tal cautela parecía reflejar el temor de China, de que una declaración contra el dólar le reste valor a sus reservas monetarias en esa moneda.

Los BRIC representan 40% de la población del planeta, 25% de la superficie habitable y 15% del PBI mundial, un peso creciente en tanto la riquza generada por Norteamérica y Europa va decreciendo en el producto global.

El grupo también auspicia una "reforma global de la ONU con el objetivo de aumentar su nivel de eficiencia" para que pueda "reaccionar con más eficacia a los desafíos globales contemporáneos". En ese sentido, la declaración apoya un rol "más importante" de India y Brasil en la ONU (Rusia y China ya son, desde su origen, parte del Consejo de Seguridad).

Los 4 grandes países emergentes, que recordaron la importancia de las decisiones que tomó la cumbre del G20 en abril, en Londres, rechazaron cualquier forma de proteccionismo económico y se comprometieron a reforzar la colaboración para garantizar la seguridad energética y alimentaria.

Al llamar a "reformar" el sistema financiero internacional para dar más protagonismo a los países emergentes, indicaron que la arquitectura financiera y económica reformada debe basarse en la "toma de decisiones y el proceso de aplicación democráticos y transparentes en las organizaciones financieras internacionales''.

Brasil será anfitrión de la próxima cumbre del BRIC, prevista para 2010.

Ayer mismo también se reunió la Organización de Cooperación de Shanghai, 6 países entre ellos Rusia y China, que buscan ejercer su poder para contrarrestar la influencia occidental en el centro de Asia, una región muy rica en crudo. Allí también, Rusia reclamó un mayor peso del rublo y el yuan en el sistema monetario internacional.

Comentá la nota