Brasil: revelan detalles de un escándalo en el Senado

El Senado brasileño, cuyo presidente José Sarney fue acusado de corrupción, ocultó desde 1997 a la fecha una cuenta secreta millonaria al tiempo que montó un bunker para presuntos encuentros íntimos dentro del Palacio Legislativo, revelaron los medios locales.
Un hombre de confianza de Sarney y otros senadores, el burócrata Agaciel Maia, creó las cuentas clandestinas en las que circularon 80 millones de dólares para fines hasta ahora desconocidos, escribió Folha de Sao Paulo.

La revelación puede comprometer aún más la situación de José Sarney a quien los bloques parlamentarios de la oposición le exigieron que abandone la titularidad de la Cámara Alta.

El dinero del que se nutría esta cuenta, que no fue registrada en el Siafi (Sistema de Acompañamiento de Gastos Públicos) provenía de recursos destinados a los empleados de la Cámara Alta.

El presidente del Partido de la Socialdemocracia Brasileña, senador Sergio Guerra, declaró que es "inaudito el despilfarro de dinero en el Senado, nadie entiende para que se necesitan 10.000 empleados acá ni que sentido tiene contar con un presupuesto" de 1.300 millones de dólares anuales.

Decenas de acusaciones salpicaron la reputación de Sarney, socio político del presidente Luiz Lula da Silva, en los últimos meses hasta desgastar su autoridad ante los demás miembros del Senado.

"Sarney es un pato cojo", perdió "legitimidad" declaró Arthur Virgilio, jefe de la bancada de senadores socialdemócratas.

Dos semanas atrás el presidente Lula se había desentendido de la crisis en el Senado con el argumento de que las embestidas de decenas de senadores contra Sarney eran asunto del Legislativo.

Pero la semana pasada el mandatario se vio obligado a involucrarse directamente en el tema, algo que había evitado, y llamó a Sarney a una reunión en su despacho, en la que Lula le prometió su respaldo y el del Partido de los Trabajadores (PT).

Senadores del propio PT, de Lula, habían sugerido que Sarney del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) de alejara del cargo, pero al parecer, dejaron de lado su posición para alinearse con la orden del presidente.

Lula da Silva explicó a sus correligionarios del PT que dar sustentación a Sarney en Congreso es requisito para mantener la actual alianza entre el PT (izquierda) y el PMDB (centro) hasta los comicios presidenciales del 3 de octubre de 2010.

En tanto la revista Época de este fin de semana publicó que el ex director del senado y hombre próximo a Sarney, el antes citado Agaciel Maia, mandó a construir un "bunker" dentro del Congreso.

De acuerdo con la revista dentro del recinto, de unos 130 m2 fueron encontrados computadoras, revistas eróticas y muebles que "sugieren que el lugar fue utilizado para encuentros" íntimos.

El ex presidente de Brasil (1985-1990) José Sarney fue tres veces titular de la Cámara alta desde 1995 cuando se afincó en el Legislativo un grupo de poder que hasta hoy controla los hilos administrativos y políticos del Cuerpo.

Agaciel Maia que durante 14 años fue director del Senado debió renunciar al cargo en febrero pasado cuando se reveló que es propietario de una mansión de 2,5 millones de dólares.

Comentá la nota