Brasil se reactiva y detiene la caída de la industria argentina

La actividad industrial mejoró 0,1% en septiembre respecto del mismo mes de 2008, según informó el INDEC. La cifra difiere hasta en diez puntos porcentuales de las estimaciones privadas equivalentes, aunque el informe del cuestionado organismo estadístico coincide con sus pares en un tímido cambio de tendencia que permite especular con la llegada de cierta recuperación a la economía real.
No obstante, donde los privados muestran una desaceleracón de la caída de la industria, que aún no llega a equiparar los niveles de producción de 2008, el Estimador Mensual Industrial (EMI) del INDEC ya muestra la vuelta a números positivos.

Según el EMI, la producción manufacturera de septiembre mostró un crecimiento del 1,5% respecto al mes anterior.

La variación acumulada de los primeros nueve meses de 2009, en comparación con el mismo período del año anterior, es negativa en 1,3% tanto en términos desestacionalizados como en la medición con estacionalidad.

Para los analistas privados, las cosas son diferentes.

"Nuestras estimaciones señalan que durante septiembre pasado la producción industrial se contrajo 4,9% respecto del mismo mes del año pasado", consignó un informe de la consultora Ledesma y Asociados. Según el informe, el ritmo de contracción interanual continuó experimentando una desaceleración significativa respecto de la caída de la primera mitad del este año, lo que confirma la tendencia hacia la estabilización del sector.

Autos, el motor. Entre las causas de la desaceleración de la caída en la producción industrial, está el mejor desempeño de las industrias siderúrgica y automotriz, en particular por el aumento de exportaciones, más la recuperación de la industria química y la plástica, tanto por demanda interna como por aumento de exportaciones combinadas con trabas a las importaciones, según Ledesma y Asociados.

Para Orlando J. Ferreres & Asociados (OJF) y su Indice de Producción Industrial, en cambio, la caída interanual en septiembre fue de 10,5%, y en el acumulado de 2009, la consultora mostró una caída de la producción industrial del 9,5% anual.

Más allá de las dimensiones de la caída, OJF prevé mejores perpectivas para lo que queda del año. La desaceleración de la caída de la industria automotriz, metálica básica y el crecimiento del sector de alimentos lideran la tímida mejora en el clima industrial, según el IPI.

Brasil es el principal motor de la demanda externa que señalan los especialistas.

Comentá la nota