Brasil pide garantías a EE.UU. por las bases

Solicitó que su uso se limitara a Colombia
BRASILIA (ANSA).? El canciller brasileño, Celso Amorim, hizo ayer una comparación indirecta entre las bases estadounidenses en Colombia con el armamento nuclear y solicitó un compromiso de que esas unidades no serán utilizadas para acciones en territorio sudamericano.

Amorim recordó que "el Tratado de Tlatelolco, que prohibió las armas nucleares en América latina, sólo fue firmado (en 1967), después de que las cinco potencias nucleares dieron garantías formales de que no usarían ni estacionarían armas atómicas en la región".

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva había expresado su interés en que sea firmado un compromiso formal en su reunión con el mandatario colombiano Alvaro Uribe, el 6 de este mes en Brasilia.

"El caso actual (bases estadounidenses) no se refiere a armas nucleares, pero una garantía de que no habrá incursiones militares norteamericanas y colombianas en los territorios vecinos tranquilizará a algunos países", declaró Amorim.

Para el jefe de la diplomacia brasileña, el acuerdo es algo que compete a la soberanía de cada país. No obstante, Amorim sostuvo que exigir un compromiso de no agresión a países de la región es algo "natural en las relaciones internacionales".

El estacionamiento de bases en Colombia será tratado el 28 en una cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericana (Unasur) en Bariloche, a la que asistirá el presidente Alvaro Uribe, quien no participó de la III Reunión Ordinaria de Unasur, realizada el lunes pasado en Ecuador.

Réplica de Washington

En respuesta a las declaraciones de Amorim, el vicesecretario de Defensa de Estados Unidos, Frank Mora, afirmó a la prensa brasileña que las tropas de su país que se asentarán en bases militares en Colombia tienen como misión permanecer dentro del territorio de ese país y consideró "exagerada" la conmoción causada por el tema.

"La misión es combatir el tráfico de drogas apenas en Colombia", declaró el funcionario norteamericano al diario Estado de Sao Paulo.

Para Mora, se divulgaron "exageraciones e imprecisiones" sobre el uso de las bases. Esas distorsiones, añadió, fueron alentadas por "algunos gobiernos" que aún cultivan la "tradicional retórica anti-Estados Unidos en la región".

Fuentes brasileñas expresaron preocupación ante la instalación de una pista de aterrizaje en Palanquero, Colombia, apta para que decolen aviones C-17, con autonomía de vuelo suficiente como para penetrar en territorio brasileño.

Comentá la nota